23 de agosto 2017 - 00:00

Terrorista confesó que iban a atentar en la Sagrada Familia

La versión circuló en los medios españoles, pero no fue confirmada por fuentes de la investigación.

PRISIÓN y Libertad. Mohammed Houli Chemlal (izq.); Driss Oukabir; Salah El Karib y Mohamed Aallaa, que fue excarcelado.
Madrid - La investigación de los atentados cometidos en la región española de Cataluña se extendió a Francia y Marruecos, país donde fueron detenidas tres personas, mientras que uno de los sospechosos arrestados en España confirmó ayer los planes para atacar con explosivos monumentos de Barcelona. Se trata de Mohammed Houli Chemlal, que también declaró que el imán Abdelbaki Es Satty, uno de los terroristas muertos, quería inmolarse, informaron fuentes jurídicas. Chemlal resultó herido y Es Satty murió en la explosión del miércoles pasado en la casa de Alcanar (Tarragona) donde se cree que los terroristas preparaban los atentados.

Él y los otros tres detenidos en Cataluña comparecieron ayer ante el juez Fernando Andreu, de la Audiencia Nacional, el tribunal que investiga delitos de terrorismo. La Fiscalía pidió prisión sin fianza para todos ellos por delitos de integración en organización terrorista y asesinato terrorista, estragos terroristas y tenencia de explosivos, sobre lo que tendrá que decidir el magistrado. Las fuentes jurídicas añadieron que Chemlal no implicó a más personas como integrantes o colaboradoras del grupo aparte de los cuatro yihadistas ya arrestados, incluido él mismo, y los ocho muertos: dos en la explosión de Alcanar y seis por disparos de la Policía.

Durante la declaración confesó que propuso atentar de noche para causar la menor cantidad de víctimas, añadieron las fuentes. También dijo que desconocía ningún plan alternativo en caso de que fallara el principal, pero sí que preparaban bombas. Tampoco aclaró los objetivos, pero fuentes consultadas por el diario El Mundo, revelaron que la Sagrada Familia, la emblemática Iglesia de Gaudí, era el blanco principal.

Otro de los detenidos, Driss Oukabir, reconoció que alquiló dos camionetas utilizadas por los terroristas, pero pensaba que eran para una mudanza y que no sabía nada sobre la célula.

Explicó que primero dijo a la policía por miedo que su hermano menor, Moussa Oukabir, uno de los sospechosos abatidos por las fuerzas de seguridad, le había robado la documentación para alquilar los vehículos, pero luego contó la verdad. También negó que supiera que Es Satty, que era imán de Ripoll (Gerona), estuviera adoctrinando a jóvenes del pueblo.

En tanto, la Policía centra la investigación en las conexiones internacionales que la red podría tener en Marruecos y en París, ciudad a la que los terroristas hicieron un viaje relámpago apenas días antes de los atentados de Barcelona y Cambrils, que causaron 15 muertos y más de cien heridos. Por su parte, las fuerzas de seguridad de Marruecos detuvieron a tres personas tendrían relación con los atentados. Ayer fue arrestado en Casablanca un hombre que fue repartía garrafas de gas y residió en un domicilio de Ripoll, donde habría vivido Youness Abouyaaqoub, que conducía la camioneta del atentado de Barcelona, abatido el lunes por la Policía .

Agencia EFE

Dejá tu comentario