Todo sobre “El grupo de París”

Edición Impresa

A fines de 2010, Los Papeles del CUAA (Centro Virtual de Arte Argentino) que dirigen Adriana Lauría y Enrique Llambías presentaron el segundo título en formato libro de los temas originalmente desarrollados en Internet por dicho centro.

La autora del «El Grupo de París» (Latingráfica Ediciones) es María Elena Babino historiadora del Arte (UBA), curadora de la Pinacoteca del Ministerio de Educación, investigadora y curadora independiente.

Se trata de los momentos iniciales en los que un grupo de jóvenes completaron su formación en la capital francesa, meta de entonces. Gracias a la frecuentación de grandes artistas, su paso por sus talleres, su aprendizaje en los talleres libres, los indujo a oponerse a la rigidez académica implementando nuevos métodos de enseñanza y renovando, a su regreso en los años 30, la escena local.

El humorístico menú de la cena en París del 31 de diciembre de 1929 donde se reunieron Víctor Pizarro, Horacio Butler, Juan del Prete, Raquel Forner, Pedro Domínguez Neira, Alberto Morera, entre otros, abre el libro sobre el grupo que además menciona a otros artistas ya instalados en París, en el clásico «viaje de perfeccionamiento»: Aquiles Badi, Héctor Basaldúa, Alfredo Bigatti, Antonio Berni y Lino Enea Spilimbergo.

Picasso, Chagall, de Chirico, Modigliani eran los máximos referentes, pero quienes orientaban los pasos de los argentinos eran André Lhote, Charles Guérin, Ohon Friesz y Antoine Bourdelle.

La primera exposición colectiva de producción europea del grupo en Buenos Aires tuvo lugar en 1928 en la Aociación Amigos del Arte y revela afinidades estéticas. Más adelante Butler señalaría cómo la crítica y el público coincidían en «que todos hacíamos lo mismo y nos parecíamos como gotas de agua». En realidad estaban influenciados por el poscubismo y el posexpresionismo sin advertir las maneras expresivas de cada uno.

No obstante su convivencia en París, salones, cafés, vacaciones, había importantes diferencias y discrepancias. Por ejemplo, Butler sobre Spilimbergo: «Si a la primera copa Spilimbergo se mostraba afectuoso, a la segunda me reprochaba mi reconocida y desdeñada burguesía». Se destaca asimismo la postura independiente respecto al grupo de Antonio Berni que adhería al Partido Cmunista y asimilaba las ideas surrealistas.

El contexto artístico francés sufría aún las consecuencias de la Gran Guerra, y Jean Cocteau acuña en 1926 la expresión «El llamado al orden», un ensayo en el que se ensalza el retorno a una figuración reparadora del orden perdido, una expresión ansiosa por fundamentar el arte de pintar sobre bases más sólidas y estables como lo señalara Jean Clair.

París era la ciudad que se ofrece al imaginario de los artistas, era como una feria donde cohabitaban todas las diferencias. Sitio de peregrinación, deber de todo hombre culto e intelectual. Pero a pesar del cosmopolitismo, la visualización de los latinoamericanos no es advertida por Apollinaire, y señala Babino «nuestros artistas ven París como un sueño y una salvación de manera simultánea».

Capítulos dedicados a los cafés, academias, a la de Lhote, ineludible para los argentinos, a la terrible inflación en Europa y que gracias a ella, los argentinos, a diferencia de los europeos, pueden vivir sin privaciones, muy bien relatado en «Los muchachos de París» .

Envían sus obras a los Salones de Buenos Aires para que el público sepa de sus avances y se mencionan las críticas de Alberto Prebisch, Atalaya, los comentarios sobre la primera exposición en París en 1924, sus actuaciones individuales, sus propios comentarios y descripciones de los cuadros que allí realizaban.

El capítulo Una Exposición Crucial está dedicado a los esfuerzos de Butler por organizar en agosto de 1928 la exposición en Amigos del Arte, y El Retorno a Buenos Aires es un relato riquísimo en anécdotas, disputas, los diferentes caminos que tomará cada uno y su actitud, en general, contraria a los certámenes oficiales.

El libro de 153 páginas incluye biografías de los 11 artistas, 172 ilustraciones, una importante selección bibliográfica.

Dejá tu comentario