“Todo normal”

Edición Impresa

 El juez federal Rodolfo Canicoba Corral aseguró ayer que la causa AMIA "sigue normalmente" y señaló que el fallecido fiscal Alberto Nisman "aclaró en su momento" las dudas surgidas sobre la legalidad de las escuchas telefónicas que forman parte de su denuncia. El magistrado destacó que el expediente "está a cargo del fiscal (subrogante Alberto Gentilli) que Nisman había pedido que quedara a cargo durante sus vacaciones" por designación de la procuradora general Alejandra Gils Carbó hasta fin de mes. Por otra parte, en declaraciones periodísticas en la puerta de los tribunales de Comodoro Py 2002, Canicoba Corral sostuvo que Nisman "aclaró en su momento" el origen de las pruebas contra los imputados en la denuncia "diciendo que eso surgía de escuchas sobre personas ordenadas" por el propio juez.

Las dudas sobre la validez de las escuchas telefónicas surgieron cuando el magistrado señaló que no le constaban que las grabaciones de escuchas telefónicas fuesen las que él había ordenado.

Dejá tu comentario