Toman 5 horas la Catedral contra la educación privada

Edición Impresa

TM Unas 200 personas ocuparon ayer durante cinco horas la Catedral metropolitana, "en defensa de la educación pública" y en contra del "vaciamiento y privatización de la educación" en la Ciudad de Buenos Aires.

El grupo, identificado como Movimiento Popular La Dignidad, desplegó banderas rodeando la Catedral y se manifestó en reclamo de "mayor presupuesto" para las escuelas carenciadas del distrito porteño.

La Arquidiócesis porteña había convocado para el mediodía a una misa en la Catedral para orar por los miembros del Colegio Cardenalicio que ayer iniciaron en el Vaticano el cónclave para elegir al papa, seguida por el rezo del rosario hasta las 16, actividades que se vieron afectadas por la sorpresiva protesta.

Cristian, referente del grupo, fundamentó la ocupación en el rechazo a "la política de subsidios a las escuelas privadas" y criticó que el Gobierno de la Ciudad "está dejando de lado la educación popular y, en especial, lo que respecta a las villas y barrios carenciados".

Ministerio de Educación


El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, "cortó todos los canales de comunicación", dijo el militante y advirtió que la protesta continuará "hasta obtener una respuesta de las autoridades". Sin embargo, desde el Ministerio de Educación, repudiaron la toma y aseguraron que mantienen "diálogo constante" con la agrupación.

Federico, otro miembro de la protesta, dijo que "son docentes que trabajan en educación popular desde hace 10 años en villas, en los barrios del sur de la Capital y el conurbano bonaerense y en algunos otros lugares del país", y reclamó: "Lo que también queremos es que el Gobierno se comprometa con nosotros y financie algunos proyectos, ya que lo nuestro es todo a pulmón".

El hombre dijo que la protesta se hace en "la iglesia porque consideramos que el Gobierno de la Ciudad subsidia a los colegios privados (entre ellos, muchos confesionales) y no toma en cuenta a la educación pública" y denunció que "hay 7.000 niños que en el sur de la Ciudad no empezaron las clases". Así, sostuvieron que "la Iglesia es socia del macrismo".

En tanto, Laura, también integrante del MPLD, justificó la medida de fuerza en ese lugar, ya que "si la Iglesia dice defender al pueblo, debería decirles a los gobiernos que garanticen la educación pública, así como dejar de recibir subsidios para desarrollar escuelas privadas".

El interior de la Catedral fue ocupado parcialmente por los manifestantes, quienes permanecieron dentro del lugar con bombos y banderas, mientras que la fachada fue rodeada por un cartel que decía "Por la educación pública, basta de subsidios a las privadas" y otra bandera que indicaba "Movimiento Popular la Dignidad". La protesta derivó también en el corte de dos carriles de la avenida Rivadavia.

Dejá tu comentario