TOP CRUISE.

Edición Impresa

Pasó ayer unas horas Tom Cruise por el país y sedujo a todos, empezando por el Gobierno porteño que le otorgó la placa de Huésped de Honor de manos del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, en una ceremonia que se realizó en el Teatro Colón. Desmintiendo la leyenda que hacía de él una personalidad arisca, Cruise, de 52 años, se mostró simpático con los fans que se acercaron hasta allí para verlo en persona. El astro de Top Gun vino a publicitar su película Oblivion: el tiempo del olvido, a cuya avant première concurrió por la tarde.

Dejá tu comentario