Tormenta

Edición Impresa

Pala en mano, muchos ciudadanos estadounidenses lucharon contra la nieve. Es que una tormenta barrió ayer el noreste de Estados Unidos, obligando a cerrar escuelas, cancelando miles de vuelos y dejando a los residentes en las zonas más afectadas de Massachusetts y Connecticut con más de 60 centímetros de nieve, aunque Nueva York se libró de la peor parte del temporal. Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey levantaron las prohibiciones de viaje impuestas el día anterior, y el sistema de Metro neoyorquino volvió a funcionar tras estar cerrado durante 10 horas, aunque los funcionarios instaron a la gente a mantenerse alejados de las calles con nieve. El mal tiempo podría continuar durante el día de hoy.

Dejá tu comentario