7 de agosto 2017 - 00:00

Tras victoria K, Diputados da debate tardío sobre fueros

Constitucionalistas disertarán en reunión informativa (no habrá dictamen). El serpenteante massismo y Massot insisten con “sacarse” atributos ajenos.

Va de nuevo. Ya sin trabas de su propio interbloque, Pablo Tonelli (PRO) buscará activar el debate sobre fueros en Asuntos Constitucionales.
Va de nuevo. Ya sin trabas de su propio interbloque, Pablo Tonelli (PRO) buscará activar el debate sobre fueros en Asuntos Constitucionales.
Tras regalarle una insólita victoria y sonrisa en pleno recinto al diputado y exministro de Planificación Federal de la era K, Julio De Vido, y a cuatro días de las PASO, Cambiemos buscará iniciar un debate sobre fueros que el propio oficialismo le negó meses atrás al titular de la comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados, Pablo Tonelli (PRO).

Para la reunión de mañana -informativa, es decir que no se dictaminará sobre el temario en discusión- fueron invitados a disertar los constitucionalistas María Angélica Gelli, Jorge Vanossi, Alberto Bianchi y Alfonso Santiago. El combo de iniciativas incluye el extravagante y erróneo pedido del serpenteante Frente Renovador que comanda Serio Massa y del jefe del PRO, Nicolás Massot, para "sacarse" los fueros.

Tonelli empujó el año pasado una resolución que votó el recinto en junio de 2016 para que se allanara el hogar del multiprocesado De Vido, en el marco de una causa por presunto enriquecimiento ilícito. Luego, el legislador oficialista -premium para ese bloque- craneó durante el primer semestre de 2017 las modificaciones a la ley de fueros, aunque encontró una traba en socios radicales y en los "opositores" massistas.

Semanas atrás, el Gobierno apuró de manera errónea la trifulca en el recinto para expulsar a De Vido por indignidad -causal que encaja para el exministro como vestido de novia- pero ayudas peronistas, massistas, de la inmolada izquierda y el lógico apoyo del Frente para la Victoria tras orden estricta de Cristina de Kirchner, su jefa y principal defensora- derivaron en el salvataje del mes pasado al diputado del FpV.

Los fueros están en la Constitución Nacional -artículos 68 y 69- e incluso una ley de 2000 que los reglamenta señala: "Cuando por parte de juez nacional, provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se abra una causa penal en la que se impute la comisión de un delito a un legislador, funcionario o magistrado sujeto a desafuero, remoción o juicio político, el tribunal competente seguirá adelante con el procedimiento judicial hasta su total conclusión".

También plantea que "en el caso de dictarse alguna medida que vulnera la inmunidad de arresto, la misma no se hará efectiva hasta tanto el legislador, funcionario o magistrado sujeto a desafuero, remoción o juicio político no sea separado de su cargo"; que "el tribunal solicitará al órgano que corresponda el desafuero, remoción o juicio político, según sea el caso"; y que "no se podrá ordenar el allanamiento del domicilio particular o de las oficinas de los legisladores ni la intercepción de su correspondencia o comunicaciones telefónicas sin la autorización de la respectiva cámara".

Una vez activada por el juez, la "solicitud de desafuero deberá ser girada de manera inmediata a la Comisión de Asuntos Constitucionales de la cámara correspondiente, la que deberá emitir dictamen, en un plazo de 60 días". Además, "la cámara deberá tratar la causa, dentro de 180 días, aun cuando no exista dictamen de comisión".

En tanto, si un "legislador hubiera sido detenido en virtud de lo dispuesto por el artículo 69 de la Constitución -in fraganti-, el tribunal pondrá inmediatamente en conocimiento del hecho al cuerpo legislativo correspondiente, quien decidirá por los dos tercios de los votos, en sesión que deberá realizarse dentro de los 10 días, si procede el desafuero". Tonelli propuso retoques y encontró bloqueo incluso en territorio amigo.

Massa y Massot no dejaron de lado su reclamo para sacarse los fueros, razonamiento muy equivocado ya que éstos no son de los legisladores sino de la cámara. Sin ellos, por ejemplo, un juez podría en un futuro -y sin hacer un gran esfuerzo- enturbiar una votación y darle al país un grado más de trastorno.

Curioso: cuando el zigzagueante tigrense promocionó quitarse los fueros, Massot se sumó por cuenta propia pero olvidó que su compañera y secretaria de bancada, Silvia Lospennato, acusaba en ese momento a los renovadores de llevar a cabo "una estafa mediática que burla a los ciudadanos".

Dejá tu comentario