Traspaso de mando hoy en Corrientes con presión UCR

Edición Impresa

Corrientes - El electo radical Ricardo Colombi se calzará desde hoy nuevamente el traje de gobernador. Será una asunción teñida de polémica y signada por una concentración que protagonizarán en la capital provincial las autoridades de la UCR nacional, en un intento de capitalizar el triunfo del pasado 4 de octubre y de ejercer máxima presión sobre el mandatario entrante -que tiene su afiliación partidaria suspendida- frente a su reciente acercamiento al kirchnerismo nacional.

En paralelo, la Casa Rosada hizo todo lo posible para esquivar un riesgoso contacto con la furia de los militantes del centenario partido. Por eso decidió -estratégicamente- correr para mañana a las 10 la unción del medallista olímpico Carlos «Camau» Espínola al frente de la intendencia de la ciudad de Corrientes, en un acto que contará con la presencia del ahora diputado nacional Néstor Kirchner -Cristina alegó problemas de agenda- y de un racimo de gobernadores peronistas, como el bonaerense Daniel Scioli y el chaqueño Jorge Capitanich.

Respecto del retorno de Colombi a la gobernación (ocupó ese cargo entre 2001 y 2005), inicialmente se especuló con una potencial renuncia y faltazo al acto del mandatario saliente, el radical cobista Arturo Colombi, en el marco del muy duro enfrentamiento político y judicial entre los primos y del tenso momento personal que atraviesa Arturo, con dos ex colaboradores detenidos.

Sin embargo, fuentes gubernamentales aseguraron ayer que Arturo será de la partida. Se reeditará así a las 20 la instantánea -aunque invertida- de 2005, cuando Ricardo le dejó el poder a Arturo.

En este marco, y pese a recibir una invitación formal, la plana mayor de la UCR nacional convocó para hoy a una movilización a las puertas del palacio gubernamental correntino para «defender el voto» de los ciudadanos de este distrito del Nordeste.

Ello, frente al reciente y polémico acercamiento del gobernador electo a la Casa Rosada -adelantó su apoyo a la candidatura presidencial 2011 del kirchnerismo, pese a haber recibido el apoyo electoral de la UCR nacional, en medio de sus gestiones para asegurarse financiamiento nacional-, por lo que fue suspendida su afiliación al partido.

Con estas consignas, en la plaza ubicada frente a la Casa de Gobierno se instalarán hoy el flamante presidente de la UCR nacional, Ernesto Sanz; el titular del bloque de senadores, Gerardo Morales; el diputado nacional Ricardo Alfonsín y los vicepresidentes partidarios Ángel Rozas y Carlos Becerra, quienes ofrecerán a las 17 una conferencia de prensa en el comité radical, mientras que luego tienen previsto acompañar a Colombi -con final, en rigor, abierto- en el momento de la jura en la Legislatura provincial.

«Vamos a Corrientes para que ningún gobernador se tenga que arrodillar ante el Gobierno nacional», disparó ayer Sanz, además de asegurar que «la UCR defiende al interior del país, la República y la institucionalidad, para terminar con el autoritarismo de quienes creen que con la caja se puede ir por todo».

El mandatario electo se impuso en la segunda vuelta electoral del pasado 4 de octubre por un 62% de los votos por sobre el saliente Arturo, quien según trascendió intentaría volver a la política en marzo próximo -mientras pilotea causas judiciales que lo tienen en la mira- y dar pelea por la conducción radical, en el marco de un distrito intervenido por el otrora carácter de radical K del desde hoy ex gobernador.

En paralelo, la presencia de Kirchner mañana en el acto de asunción de Espínola fue confirmada ayer por el senador nacional K Fabián Ríos, perdidoso candidato a gobernador por el PJ y que llevó como postulante a intendente al deportista, un virtual ahijado político de Scioli que le devolvió al peronismo la jefatura comunal tras 36 años. «A no ser que existan cambios de último momento en la agenda, Kirchner estará presente en el acto», dijo Ríos. 

Dejá tu comentario