Tres semifinalistas que esperan por el último pasajero

Edición Impresa

La Fase III del rugby cordobés comenzó el viernes pasado con una sólida victoria de La Tablada sobre Urú Curé. Este triunfo confirma que los dirigidos por Carlos Ayala, Martín Ugarte y Patricio Kember son serios candidatos a quedarse con 1.

Jockey Club Córdoba, que superó a Palermo Bajo por la mínima diferencia (15 a 14), nuevamente se mete en una instancia de definición al igual que en la temporada 2011 en donde se quedó con el cuarto lugar.

Córdoba Athletic y Tala jugaron en Jardín Espinosa un partido con muchos errores disciplinarios, los cuales hicieron que el árbitro Javier Heredia sea uno de los grandes protagonistas de la jornada. El referee en esta oportunidad se vio obligado a sancionar penales en varias ocasiones, lo que les permitió a tanto a Fernando Luna (Córdoba Athletic) como Cristian a Nacassian y Stéfano Ambrosio (Tala) ser los encargados en mover las tablas en lo que fue el show del penal. Esta igualdad más allá del sabor amargo que quedó en los treinta jugadores le cayó mejor al equipo de camiseta roja y negra, ya que los dos puntos terminaron siendo muy útiles pensando en la siguiente fase. Los dirigidos por José Simes ahora deberán ganar los dos partidos que le quedan por delante (La Tablada y Palermo Bajo) si quieren seguir con vida en la temporada 2012.

El resto de esta primera jornada de la tercera ronda en Córdoba tuvo como ganadores en la zona permanencia a Universitario, Jockey de Villa María y San Martín.

El próximo fin de semana, el rugby cordobés tendrá en escena a los dos clásicos con más historia en el rugby de esta región entre La Tablada (ya piensa en la fase IV) y Tala, equipo que necesita imperiosamente de una victoria, mientras que Córdoba Athletic en su cancha será local del Jockey Club Córdoba en donde una vez más estará en juego la Turtle Cup.

Por último, Urú Curé en Río Cuarto será anfitrión de Bajo. La escuadra del Escarabajo deberá salir a matar o morir si quiere continuar con aspiraciones a meterse en la conversación.

Dejá tu comentario