UCR porteña ya arma boleta para Carrió

Edición Impresa

El radicalismo porteño comenzó ya la preparatoria para las internas partidarias, buscando consenso entre los sectores para eludir finalmente esas urnas, previstas para el próximo 26 de abril. Esos comicios buscarán, además, renovar la conducción partidaria, pero en la agenda, la cita que tiene prioridad en el radicalismo oficial es una reunión, la semana que viene, para hablar de plataforma y candidatos con la Coalición Cívica.
Esa reunión la conducirán formalmente el titular del radicalismo porteño, Carlos Mas Vélez, y el titular del bloque de Carrió en la Legislatura de la Ciudad, Enrique Olivera.
Por ahora, para animar la preselección de candidatos, el radicalismo ya tiene al menos tres listas para armar, donde no figura ninguno de los históricos de la UCR Capital que tuvieron largos períodos de bancas en el Congreso en representación de ese sello actualmente dividido, como los ex legisladores Jesús Rodríguez, Marcelo Stubrin, Rafael Pascual o Facundo Suárez Lastra. Mucho menos aparecen ex funcionarios de otras décadas, como el propio Enrique «Coti» Nosiglia, para enfrentar el proceso de recuperarse en las urnas tras los magros resultados de radicalismo en la Capital Federal, después de la salida abrupta de Fernando de la Rúa del Gobierno nacional.
Bloques alquilados
Si bien los radicales ocupan lugares en el recinto de la Legislatura porteña, lo hacen desde bloques alquilados, como el PRO, el Frente para la Victoria o la Coalición Cívica, pero no existe el bloque UCR, cuya última presencia contó con un solo legislador.
Por el oficialismo de la UCR intentarán que integre la lista de diputados nacionales Ricardo Gil Lavedra, quien es promocionado para encabezar la lista de legisladores porteños si las elecciones locales se realizan separadas de las nacionales, pero si se concreta el adelantamiento que fuerza el kirchnerismo, el abogado competiría por una banca en el Congreso, tras un acuerdo con Carrió que avalan la mayoría de los dirigentes históricos. Sin embargo, algunos alfonsinistas como «Chiche» Canata, de cuyo comité es Mas Vélez, preferirían una lista propia para la competencia y no volver a disimular al radicalismo en una boleta de alianza.
Otros, como Pascual, que busca el regreso y para eso circula por diversos ámbitos, como el fin de semana en el Jockey Club, junto a José María García Arecha, promocionan al cómico Nito Artaza para la papeleta de la elección interna, mientras que un tercer sector postularía a Adrián Mastronicola, un funcionario del Gobierno porteño, a quien promueve el radicalismo macrista de la Ciudad de Buenos Aires.
«Para nosotros sería inaceptable un acuerdo electoral con el macrismo, somos muy críticos con la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires», explicó Mas Vélez, quien junto con Gil Lavedra envió una carta al jefe de Gobierno porteño pidiéndole que reclame al Gobierno nacional por haber excluido a la Capital Federal presuntamente de la coparticipación de las retenciones a la soja.
El titular del comité porteño indicó, además, que los radicales se reunirán la semana que viene con las autoridades de la Coalición Cívica locales «para comenzar a delinear
la estrategia electoral común, el esquema
del acuerdo y la forma en que se definirán las listas».

Dejá tu comentario