UCR se despega de un frente anti re-reelección

Edición Impresa

Mario Barletta, presidente del Comité Nacional de la UCR, debió ayer salir a aclarar que la batería de cartas que les envió a los cabecillas de la oposición no implica una invitación a formar un frente electoral común para 2013. El exintendente de Santa Fe se puso al frente de una política casi editorial contra un eventual intento de re-reelección de Cristina de Kirchner y generó algunas inquietudes dentro del centenario partido, que teme una sobreactuación del jefe partidario que termine instalando un tercer período presidencial cristinista, no sólo en el imaginario colectivo, sino también en la dirigencia criolla.

Si bien Barletta se mostró conforme con el rechazo expresado por distintas fuerzas de la oposición a una posible reelección presidencial, el titular del radicalismo señaló que eso no apunta a definir una «alianza electoral». «Hemos planteado la necesidad de expresarse las diferentes fuerzas políticas y hemos tenido una respuesta muy importante del socialismo, la Coalición Cívica, Libres del Sur, distintas fuerzas políticas que de una u otra manera han planteado una posición respecto al tema», enfatizó Barletta. Incluso desde el FAP de Hermes Binner, el legislador bonaerense del GEN Juan Carlos Juárez reveló que impulsarán un registro de firmas a nivel nacional para rechazar una posible re-reelección.

En declaraciones radiales, el titular de la UCR señaló de todos modos que las coincidencias opositoras sobre el rechazo a una reforma constitucional no determinan la conformación de «un frente o alianza electoral». Barletta consideró que la oposición debe plantear sus críticas a una posible reforma constitucional «en cualquier momento, más allá de los tiempos y de los cálculos» electorales.

«Sabemos que la presidenta (Cristina de Kirchner) está totalmente de acuerdo (con una reforma constitucional), de hecho lo hicieron cuando gobernaban Santa Cruz, esto no es una cuestión atada de los pelos», enfatizó. Además, justificó la convocatoria radical a rechazar una posible reforma, al indicar que eso apunta a «desarrollarse en un país democrático y republicano en contraposición de un país donde las peores prácticas de la política sean la habitualidad».

«No me parece un tema menor», advirtió Barletta, quien se quejó de que «permanecer en el poder para abusar del mismo lleva a vicios, autoritarismo y soberbia». Legisladores de la UCR, el PRO, el FAP y Unión por Todos coincidieron en la voluntad de «unirse» para evitar una eventual reforma constitucional que habilite una re-reelección para la presidente Cristina de Kirchner y advirtieron que «está el peligro de las elecciones de 2013».

La trampa a la que se expone la oposición es devolver al imaginario colectivo la caótica experiencia de la Alianza de Fernando de la Rúa y volver a quedar a merced de una agenda virtual del kirchnerismo, teniendo en cuenta que el oficialista Frente para la Victoria no cuenta con los dos tercios de los votos en el Congreso, la mayoría agravada que se requiere para declarar una necesidad de reforma de la carta magna.

También el senador nacional de la UCR Ernesto Sanz sostuvo que «el principal desafío de la oposición no son las elecciones, es tener como denominador común el tema de la reforma constitucional» y agregó: «De aquí a 2013 los que pensemos en una Argentina distinta a la del kirchnerismo tenemos que trabajar juntos». «Los que estén en contra de la reforma y la perpetuación en el poder, tienen que encontrar un camino común para recorrer, y que después cada uno vaya por su lista, por separado», evaluó el senador.

Sanz se pronunció así luego de que la UCR difundiera una carta en la que convoca a todos los espacios políticos y sociales a manifestarse en contra de la reforma constitucional que plantea un sector del kirchnerismo. «Con la actual composición del Congreso no podría tener los dos tercios para modificar la Constitución, pero está el peligro de las elecciones de 2013, porque si el Gobierno logra una buena elección va a poder hacer lo que quiera, no sólo modificar la Constitución», advirtió Sanz.

Dejá tu comentario