5 de diciembre 2011 - 00:00

Un Nadal imbatible le puso fin al sueño

El festejo de los españoles luego de conquistar la quinta Davis de su historia.
El festejo de los españoles luego de conquistar la quinta Davis de su historia.
España se coronó como campeón de la Copa Davis por quinta vez en los últimos 12 años y consolidó su papel como dueño del tenis mundial del siglo XXI. El equipo ibérico derrotó a la Argentina por 3-1 en la final disputada en Sevilla gracias a la victoria de Rafael Nadal contra Juan Martín Del Potro por 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6 (0). «Ganar de esta manera es especial. Agradezco a la gente porque han hecho que este día sea muy especial en mi carrera», aseguró el Nº 2 del mundo, ganador de dos de los tres puntos de su equipo en la final.

Así, el conjunto ibérico se acercó a Suecia, con siete coronas, como el quinto equipo más laureado de la competición.

Estados Unidos lidera el ranking, con 32 consagraciones. «Llevamos una temporada espectacular en el tenis español. Hay que valorarlo mucho porque esto no es para siempre», afirmó el capitán Albert Costa, quien ganó dos Davis como director del equipo.

Por su lado, Nadal extendió su invicto en la Copa Davis en cancha lenta y alimentó su récord en la competencia, donde acumula 20 victorias y sólo una derrota en singles.

Para el combinado argentino significó la cuarta frustración de su historia en una final de la Davis. Ya cayó en 1981, 2006 y 2008 y todavía no pudo alzarse con su primera Ensaladera. Es la primera vez en la historia de la Davis que un equipo pierde cuatro finales sin haberse llevado el título el menos en una ocasión.

Un partido para el infarto

En el primer set, el argentino lució todo su potencial desde el fondo de la cancha, pese a no disponer de una gran efectividad en su primer servicio. Mientras, Nadal naufragaba en su superficie predilecta y cometía errores no forzados inusuales en él. Fue un 6-1 en una hora para el visitante. El local reaccionó a tiempo en el comienzo del segundo set, empató el partido con un 6-4, y luego le dio una paliza a su rival en el tercer parcial con un 6-1. Pero, Del Potro, que se mostraba extenuado y con vendas en ambos muslos, encontró sus fuerzas en el incesante aliento de la hinchada argentina y forzó el cuarto set a un tie-break, donde luego Rafa no cedió ni un punto y desató la euforia española.

España se convirtió en el segundo equipo que gana tres ediciones de Copa Davis en cuatro años, después de Suecia (entre 1984 y 87) desde que se implementó el formato del Grupo Mundial.

Dejá tu comentario