Una rueda corta y vintage para un mercado grande y moderno

Edición Impresa

• Andanada de resoluciones de la CNV. • Exigencia a MAE, ROFEX, MATBA y el MAV. • Cambiarán política tributaria que espanta a los inversores.

El edificio de la Bolsa de Comercio tuvo su día histórico: la acción del BYMA salía al ruedo. El acto fue organizado con un toque vintage replicando la operatoria de décadas pasadas y hasta se trajo vieja la campana para hacer marcar el inicio de la minirrueda que se hallaba en el Banco Nación. Adelmo Gabbi, José Cirillo, Rafael Aldazábal, Julio Machi, Héctor Bacqué, Ernesto Allaria, Juan y José Nápoli, Cristian Tang, Erica Ruegg, Claudio Péres Moore, Mariano Tavelli, en la plaza bursátil. Grandes ganadores los socios y empleados de la Bolsa de Comercio que recibieron acciones a 56 pesos y ayer cerraron a $150. Pero lo relevante es el proceso de "desmutualización" que este lanzamiento trae aparejado, es decir, que el mercado o plataforma donde se efectuán las operaciones bursátiles ya no pertenecerá a los agentes; en línea con lo que ocurre con las principales plazas de la región y el mundo, mercado y agentes van por diferentes carriles. Y la Comisión Nacional de Valores festejó este acontecimiento dado que, como dijera ayer su titular Marcos Ayerra, "un mercado desmutualizado está más alineado con los intereses de la CNV". Todo dicho.

Se viene de ahora en más una "andanada de regulaciones" al decir de Ayerra. Pero de las regulaciones buenas, no las burocráticas que enredan más la actividad. Apuntarán a las ON (Obligaciones Negociables) simplificadas, al "crowd funding", a recuperar la actividad de banca privada que se exportó por controles en el kirchnerismo a Uruguay y Chile, y a delinear una suerte de "RPC" (Responsabilidad Patrimonial Computable que aplica el BCRA a bancos) pero para agentes del mercado para lo cual ya existen conversaciones para su consenso. Asimismo, se aplicará un gravamen mínimo a fondos comunes y emisiones que tendrá como destino dotar de presupuesto a la hoy raquítica CNV.

Hace dos semanas hubo una reunión encabezada por Ayerra y Carlos Hourbeigt (director de la CNV con foco en mercados) con representantes del MAE (los bancos), Rofex, el MATBA y el MAV (Mercado Argentino de Valores, con sede en Rosario y especializado en la negociacion de cheques). El Rofex viene resurgiendo de la crisis atravesada por las operaciones de dólar futuro y gradualmente fue levantando embargos y cerrando juicios planteados por no respetar contratos. Está en un virtual "joint venture" con el MATBA desde abril. La cúpula de la CNV en el encuentro les exigió que para fin de año tengan también a esos mercados cotizando, replicando lo del BYMA. Lo más probable es que con todos los mercados cotizando y "desmutualizados", la gobernanza de los mismos va a cambiar. Será más profesional y eventualmente sea el mismo mercado el que vaya a procesos de fusiones como la que podría darse entre el Rofex y el MATBA eventualmente.

Y también Ayerra señaló que lo del BYMA es sólo "un primer paso". Falta demasiado aún para tener una plaza más significativa, puntualmente por la materia prima: las empresas tienen que cotizar. El BBVA Francés saldrá a emitir 875 millones en acciones. Aseguran que hay cinco empresas en lista de espera. La política impositiva hoy vigente tiende a espantar al inversor extranjero. Quien compra una acción y la vende, debe pagar 13,5% sobre el total de lo vendido por el Impuesto a las Ganancias. Sobre el total, no sobre lo ganado. Y si perdió también paga. Obviamente no hay inversores extranjeros en el mercado doméstico. Y de la reforma al mercado de capitales que aún duerme en el Congreso queda pendiente la normativa sobre fondos cerrados, y que se habiliten aquí los ETF, hoy de moda en el mundo financiero. Por eso BYMA fue un paso, faltan aún bastantes más.

Dejá tu comentario