17 de septiembre 2009 - 00:00

Vélez sacó a Boca de la Sudamericana

El único festejo de la noche (muy poco para lo que jugó Vélez); Hernán Rodrigo López y Cubero hacen la coreografía con Jonathan Cristaldo, el autor del tanto.
El único festejo de la noche (muy poco para lo que jugó Vélez); Hernán Rodrigo López y Cubero hacen la coreografía con Jonathan Cristaldo, el autor del tanto.
Era casi una final anticipada y la jugaron como tal. Vélez ganó con mucha claridad (mucha más que el escueto resultado final de 1 a 0), y Boca luchó los 90 minutos, pero trató de jugar y el rival no lo dejó.

Vélez le dio una lección de fútbol práctico y bien jugado. No es que Boca haya jugado mal. Es más, levantó con relación con sus últimos partidos del campeonato, pero no le alcanzó ante un equipo que por momentos se movió con la precisión de un artefacto de relojería.

Desde la personalidad de Fabián Cubero para hacerse dueño de la mitad de la cancha, pasando por la habilidad de Maxi Moralez desequilibrando en todo el frente de ataque y la movilidad permanente de Hernán Rodrigo López y Jonathan Cristaldo, Vélez jugó un gran partido, aunque le faltó contundencia para redondear una faena perfecta.

Lo único que mantuvo intacto el suspenso fue que Boca con un gol obligaba a la definición por penales y, aunque no llegaba con peligro al arco de Montoya, un error le podía dar esa posibilidad.

Boca luchó más de lo que jugó, porque no pudo hacerse dueño del balón. Battaglia se excedió en el juego brusco, y Saúl Laverni le perdonó la vida; Medel fue de poca ayuda tanto en la marca como en la generación de juego.

Cambio productivo

Insúa jugó casi de lateral izquierdo, porque Waldo Ponce, con sus proyecciones, lo obligaba a retroceder.

La lesión en el primer tiempo de Juan Manuel Martínez lo obligó a Ricardo Gareca a poner a Jonathan Cristaldo, y el cambio fue muy productivo, no sólo porque hizo el único gol del partido, sino también porque generó una docena de situaciones de gol, que entre él y sus compañeros se encargaron de desperdiciar.

Vélez demostró que es el mejor equipo argentino del momento, y Boca mejoró anímicamente, pero futbolísticamente sigue en deuda con su historia.

Vélez jugará ahora con Unión Española de Chile.

Dejá tu comentario