Volvieron las sombrillas

Edición Impresa

Después de dos fechas tomando sol a pleno, retornaron ayer las carpas y sombrillas a los mercados, haciendo una larga pausa que recorrió el mundo. En el exterior, el Dow Jones ingresó a una zona de «digestión», después de dos fechas más que sabrosas en aumentos, estando en zona de neutralidad y con muy ligeras variaciones a la baja. Igual ambiente le tocó al indicador de San Pablo, donde el Bovespa cerró con una cifra porcentual de un leve 0,22% de descenso.

Y así el entorno, el Merval no pudo evadirse de la súbita onda de calma aparecida. Teniendo que trabajar solamente por las suyas, si quería seguir agregando aumentos como el del martes, la noticia relevante llegó casi sobre el cierre de operaciones y con los anuncios acerca de la conformación del nuevo mandato en el Banco Central. Nada llegó a plasmarse en la zona de remate del día, por lo que quedó el índice mayor con pérdidas del 0,72% y después de establecer un mínimo de 2.320, un máximo en 2.343 y finalizando con 2.325 puntos. Diferencias que confirmaron lo más debilitado de la semana, total de 31 alzas y 57 papeles en descenso, aunque el aspecto más notorio provino de la otra columna de variables: la merma en el total negociado.

Bajando de los $ 41 millones a solamente $ 29 millones, el efectivo perdió una porción de importancia en buena medida proveniente de la desaparición de la demanda. Todo el conjunto, exterior y local, nada tuvo que ver con lo observado en las primeras fechas del mes. De tal forma, la segunda mitad de la semana deja un pronóstico bien abierto a toda posibilidad y signo. La Bolsa, acampando.

Dejá tu comentario