4 de diciembre 2015 - 00:00

Vuelve la clásica guerra de plazas

  La ceremonia de asunción de Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación el próximo 10 de diciembre se condimenta ahora con la puja por la ocupación de las plazas, en este caso la de Mayo y la del Congreso. El propio Macri convocó ayer a salir a festejar a otro ciclo de la democracia en una invitación que firmó #10D en su Facebook, pero el kirchnerismo también tiene previsto participar en las calles para despedir a Cristina de Kirchner.

Algunos grupos K, incluidos los no peronistas, ya están organizando una movida para el 9 de diciembre, justamente con la idea de no cruzarse en las plazas con el macrismo, pero otros, del núcleo más duro del oficialismo saliente, también están llamando a concentrarse el 10, en una movida que se intentaba evitar repartiéndose las fechas para asegurarse la paz callejera durante las ceremonias de traspaso del mando.

Finalmente el kirchnerismo dejará a voluntad la concentración del 10 de diciembre en cualquiera de las plazas, pero intentará cerrar la coordinación de la movida la semana próxima antes del último día del Gobierno de Cristina de Kirchner.

Macri sorprendió al llamar a movilizaciones, no sólo en el centro porteño sino en todo el país para que la gente salga a las plazas con banderas.

"El próximo jueves 10 de diciembre te invito a que celebremos juntos una nueva etapa de la democracia argentina. En Buenos Aires nos vamos a juntar en la Plaza de Mayo y en la del Congreso, pero queremos que la alegría de los festejos llegue a las plazas de todo el país", escribió Macri en su muro y puso que "entiendo que es un día que se trabaja y estudia, pero si tenés un momento te pido que salgas a las calles de tu ciudad con la bandera celeste y blanca para festejar este nuevo comienzo".

Dejá tu comentario