YPF en Nueva York se desplomó un 6% (perdió un 24% en 5 semanas)

Edición Impresa

La creciente presión del Gobierno sobre YPF se reflejó nuevamente en la acción de la empresa. Aunque el mercado local no operó por el feriado, los certificados de la petrolera en Nueva York cayeron un 5,6%. De esta forma, el papel ya perdió un 24% desde el máximo que había alcanzado el 23 de enero pasado, es decir, hace poco más de un mes.

La debilidad de la petrolera contagió al resto de las compañías argentinas que cotizan en Wall Street, por lo que lo más probable es que hoy el índice Merval reabra sus operaciones con una caída significativa.

Las acciones bancarias, que tienen mucha liquidez y están entre las que más se transan en Nueva York, reflejaron también fuertes pérdidas. Entre los más afectados están las del Macro, que perdió un 3,8%, y especialmente el Grupo Financiero Galicia, que cedió un 5,20%. Los precios de las acciones bancarias también muestran importantes retrocesos, del orden del 17%, desde los picos que habían alcanzado en enero.

Otro grupo de papeles que sufrió fuertes órdenes de venta fue el de servicios públicos, ante los temores de los inversores de una mayor intervención del Gobierno en las empresas. Edenor terminó cayendo un 6,2%, y Telecom perdió un 2,4%.

El retroceso de los papeles argentinos fue especialmente notable en una jornada que mostró resultados mixtos y pocas variaciones en Wall Street. Además, los índices de acciones latinoamericanos mostraron retrocesos leves. San Pablo perdió un 1,06%; México, un 0,42%; Chile, un 0,10%; y Perú, un 0,4%, lo que contrastó todavía más con la debilidad de los papeles argentinos.

YPF viene sufriendo desde fines de enero, luego de los primeros signos de la ofensiva contra la compañía. Además de las acusaciones por la cartelización del precio del gasoil, luego llegaron las críticas por la caída de la producción en los últimos años. Luego la AFIP impidió a la compañía importar y exportar por una vieja deuda con el organismo. Pero el momento más delicado se produjo durante la reunión de directorio la semana pasada, cuando el director en representación del Estado, Roberto Baratta, no ingresó a ésta. Junto a él había acudido el viceministro de Economía, Axel Kicillof, que no fue autorizado a participar del encuentro.

En lo que respecta a las acciones bancarias, la pérdida en los precios está relacionada con la normativa del BCRA que obligó a las entidades a mantener mayores niveles de liquidez, impidiendo así el reparto de dividendos. Aunque se destacó la medida por la mayor fortaleza desde el punto de vista contable que tendrán las entidades, significó un fuerte golpe para los inversores.

La presión del Gobierno para que las empresas no distribuyan utilidades procura que al mismo tiempo no haya giro de divisas al exterior. El directorio de Telecom, por ejemplo, se vio obligado a suspender una decisión sobre el reparto de utilidades debido al voto negativo del director que representa a la ANSES, por lo que recién se tomará una definición en abril. Y lo mismo sucedería con otras empresas cotizantes que tienen presencia de ANSES en el directorio.

La reapertura del mercado de hoy determinará si la caída fue exagerada por la participación exclusiva de los inversores en Wall Street o si se extiende el malhumor.

También será interesante seguir la evolución del cupón PBI, que en las últimas jornadas ha perdido el brillo que había tenido en el arranque del año. Sucede que las cifras oficiales que muestran menor expansión de la actividad despertaron dudas respecto de los futuros pagos de este instrumento.  

Dejá tu comentario