Zimbabue: robar comida se paga con muerte

Edición Impresa

Harare - En las últimas semanas, la escasez de alimentos y el hambre fueron la causa del homicidio de al menos siete personas que habían sido sorprendidas mientras robaban comida en Zimbabue, en ejemplos extremos de la crisis humanitaria que vive el país africano. Como contracara, el presidente Robert Mugabe no escatima a la hora de darse lujos y compró una vivienda de u$s 5,6 millones en Hong Kong, informó el diario británico The Sunday Times.
«Estamos investigando siete crímenes en el país supuestamente provocados por el robo de alimentos, especialmente maíz, de algunas granjas y huertos», explicó el portavoz de la Policía, Wayne Bvudzijena, al diario oficial Herald. Cuatro de los homicidios investigados se produjeron durante el mes de enero y los otros tres en lo que va de febrero.
En uno de los casos, cerca de la capital, un supuesto ladrón de maíz fue atado con alambre de púa y murió a causa de las heridas, y en el distrito de Guruve, otro fue asesinado a hachazos. Tres niños, de 7, 11 y 15 años fueron detenidos en la zona de Wedza como sospechosos de golpear a una mujer hasta matarla por, supuestamente, haber robado maíz de la huerta de su familia.
«La Policía zimbabuense dio un serio aviso a los agricultores de que no deben tomarse la justicia por mano propia», recalcó Bvudzijena, quien pidió que los ladrones sorprendidos in fraganti sean entregados a la autoridades. El vocero policial también pidió penas más duras para estos ladrones, en un momento en el escasean los alimentos y otros bienes esenciales en el país.
Según organismos de Naciones Unidas, más de siete millones de los doce millones de habitantes de Zimbabue precisarán ayuda alimentaria este año para sobrevivir por la escasez de cosechas y la crisis económica que azota el país y que impide su importación.
Además, Zimbabue, cuyo sistema sanitario se está derrumbando, sufre una epidemia de cólera que, según cifras difundidas el martes por la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHA), ya causó la muerte a 3.688 personas y afectado a otras 77.650 en los últimos meses. La economía de Zimbabue se encuentra en absoluto caos, con una inflación astronómica y un desempleo del 94%, según organismos de la ONU.
Como contracara, la riqueza del presidente Mugabe sigue en aumento. Con información de fuentes anónimas, el periódico identificó un intermediario que aseguró haber ayudado a concertar la venta de la propiedad de tres pisos, en un amurallado y cerrado complejo en un área exclusiva de Hong Kong.
La casa fue comprada el año pasado, cuando la hija de 20 años de edad de Mugabe comenzó sus estudios en la Universidad de Hong Kong, dijo el diario. Agregó que es una de las varias propiedades de Mugabe en Asia, pero la primera documentada.
Durante la turbulencia electoral del año pasado, hubo versiones de que Mugabe podría estar buscando una forma de salir del poder luego de perder la primera ronda ante el líder del Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), Morgan Tsvangirai.
Pero la semana pasada, él formó un Gobierno de unidad con Tsvangirai, resistiendo a llamados de países de Occidente para que renunciara. Grace, segunda esposa de Mugabe, ha realizado varios viajes de vacaciones y compras a Asia, incluyendo Hong Kong y Bangkok, en los últimos años. El diario dijo que ella incluso estaba estudiando asociaciones estratégicas con empresas de diamantes en China.
The Sunday Times dijo que un periodista y un fotógrafo visitaron la vivienda la semana pasada y fueron atacados por los ocupantes. Los periodistas informaron el incidente a la Policía de Hong Kong, que dijo estar investigando las acusaciones, informó el periódico.
A Mugabe, quien cumple 85 años esta semana, se le prohibió viajar a la Unión Europea. En el poder desde la independencia de Zimbabue de Gran Bretaña en 1980, dijo que potencias occidentales quieren removerlo del poder y han destruido la economía al imponer sanciones al país.
Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario