5 de febrero 2024 - 16:00

Alerta edificios: aplican cambios en eficiencia energética y los gastos corren por cuenta de usuarios y consorcios

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) estableció un programa de mejora en la eficiencia energética de edificios y conjuntos inmobiliarios, que pueden implicar gastos

Subas. Los aumentos desmedidos en servicios y personal de edificios generan un incremento en la morosidad.

Subas. Los aumentos desmedidos en servicios y personal de edificios generan un incremento en la morosidad.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) dispuso este lunes 5 de febrero la implementación del "Programa para la mejora del factor de potencia", con el que se busca optimizar el aprovechamiento de la energía eléctrica en edificios de propiedad horizontal o conjuntos inmobiliarios.

La medida se estableció a través de la Resolución 85/2024, publicada en el Boletín Oficial, que eleva el límite del factor de potencia inductivo del actual valor de 0,85 a 0,95, "en sintonía con las normativas que rigen a nivel internacional", indicó el ENRE en un comunicado.

El factor de potencia es un indicador de aprovechamiento de los recursos eléctricos que determinan la capacidad de suministro.

Por ejemplo, si una instalación tiene factor de potencia de 0,8, solo aprovecha el 80% de su potencial, pero si mejora ese nivel instalando capacitores, puede aprovechar al máximo la capacidad de suministro y distribución de energía del transformador, tableros y cableados.

El valor de 0,85, explicó el ENRE, es "un parámetro en vigencia desde hace más de 60 años", que se procura mejorar en línea con los criterios de eficiencia energética.

La Resolución prevé para los usuarios de la categoría tarifaria T1 (Pequeñas demandas) y T2 (Medianas demandas) de las distribuidoras Edesur y Edenor, una mejora del factor de potencia en los puntos de consumo de edificios de propiedad horizontal o conjuntos inmobiliarios.

Esa mejora se llevará a cabo mediante la instalación de un equipo de corrección automático que mida el valor que se registra a nivel de la acometida general, mejorando el factor de potencia de la demanda conjunta de todos los usuarios.

La medida indica que "la provisión e instalación de los equipos estará a cargo del usuario, consorcio de copropietarios de los inmuebles bajo régimen de propiedad horizontal, o conjunto inmobiliario", más allá de que la responsabilidad técnica es indelegable de la compañía distribuidora, que no podrá cobrar cargo alguno por el servicio.

El ENRE señaló que "la puesta en marcha de este programa permitirá la recuperación de capacidad en cables y transformadores; una disminución de los cortes de servicio; una reducción de las pérdidas de potencia y energía en las redes de distribución; menores caídas de tensión en las redes; y una extensión en la vida útil de instalaciones por menor carga y calentamiento.

"Esta resolución busca mejorar la eficiencia y confiabilidad del sistema de distribución" y que "se trata de una medida que forma parte de un conjunto de acciones tendientes a salir de la emergencia energética en que nos encontramos".

Dejá tu comentario