Chorros de sangre y homenajes cinéfilos

Espectáculos

Filmada a lo largo de cuatro años, «Mal gusto» marcó el debut cinematográfico de Peter Jackson. La película fue hecha gracias al aporte de todos los participantes, que trabajaban los fines de semana para avanzar con el proyecto. Con un subsidio otorgado por las autoridades, Jackson finalmente, en 1987, pudo realizar su primer largometraje.

Plenamente asimilado al gore -subgénero del terror en el que lo principal es la sangre derramada a chorros, tamizada con grandes dosis de humor negro-el film narra la historia de una invasión extraterrestre muy poco común: sus perpetradores son un grupo dedicado a la comida rápida y consideran que la carne humana es un manjar digno de figurar en sus menúes. Así, un pequeño pueblo es rápidamente convertido en hamburguesas y un grupo de agentes muy especiales es enviado para develar el misterio.

De allí en más, el delirio no se detiene, y la película es un recorrido de «citas» a grandes títulos del terror, la ciencia-ficción y series de la televisión británica. No es osado afirmar que en «Mal gusto» están muchos de los elementos que harían famoso a Peter Jackson. La atención puesta a los detalles es para destacar en una producción de estas características, del mismo modo que la cinefilia especializada que se infiere de sus múltiples «apropiaciones», siempre en tono paródico.

Este primer camino del futuro laureado director de la trilogía de
«El Señor de los Anillos», continuaría con una parodia a los muppets titulada «Meet the Feebles», y con una nueva visita al gore, la más sofisticada «Braindead». Las tres son hitos fundamentales en el camino que lo llevaría a Hollywood y la aparición de «Mal gusto» en DVD es un hecho aupicioso para los seguidores del original cineasta neocelandés.

H. M.

Dejá tu comentario