13 de marzo 2008 - 00:00

Un juicio que aterra a Hollywood

Michael Jackson fue cliente del detective Anthony Pellicano:se dice que fue éste quien logró que saliera inocente en loscargos por corrupción de menores.
Michael Jackson fue cliente del detective Anthony Pellicano: se dice que fue éste quien logró que saliera inocente en los cargos por corrupción de menores.
Los Angeles (AFP) - Tarita Virtue, ex empleada del temible detective de Hollywood, Anthony Pellicano, reveló ayer entre los primeros nombres de los clientes de su antiguo jefe a Brad Grey, actual ejecutivo del estudio Paramount, en un juicio que tiene en vilo a la industria del cine.

«Anthony Pellicano fue el único investigador privado que conocí que jamás abandonó su oficina en Sunset Boulevard», dijo Virtue ante el juez cuando el fiscal le hizo varias preguntas. La mujer, que trabajó entre 2000 y 2002 por 30.000 dólares anuales en las oficinas de Pellicano -un salario bajo en los rangos de EE.UU.-, describió en la corte cómo aprendió sobre el historial médico, legal, personal y sexual de los objetivos del investigador privado, sirviéndose de un programa computarizado para grabar conversaciones.

El detective Pellicano, de 63 años, está acusado de dirigir una agencia que espió ilegalmente al menos a 12 personas; fue durante mucho tiempo el detective preferido de la élite social de Hollywood, entre ellos de personalidades como Michael Jackson (a quien habría ayudado para «zafar» en el juicio por corrupción de menores), Demi Moore y Elizabeth Taylor.

El juicio que empezó la semana pasada con la selección del jurado y podría prolongarse por 10 semanas, no descarta la comparecencia de estrellas como Sylvester Stallone, Keith Carradine, Chris Rock y Farrah Fawcett en calidad de testigos.

Tras un allanamiento a finales de 2002 en la oficina de Pellicano en Hollywood, la policía descubrió pruebas de escuchas ilegales, así como plástico C-4 y granadas, armas por las que fue sentenciado a 30 meses de cárcel. Por el caso de las escuchas telefónicas, Pellicano podría ser condenado hasta a 20 años de prisión.

«Quizás la paranoia de Hollywood a propósito del proceso de Anthony esté justificada», publicó el viernes «Variety», luego de que la oficina del fiscal indicara que iba a apoyarse de varias horas de grabaciones de conversaciones telefónicas entre Pellicano y sus clientes. Algunas filtraciones demuestran que Pellicano prestó su arte investigativo en una amplia gama de casos, que van desde divorcios hasta negociaciones entre productores y cineastas. Uno de ellos es John McTiernan, director de la saga «Duro de matar», quien reconoció haber contratado a Pellicano para espiar a un productor hollywoodense rival.

Dejá tu comentario

Te puede interesar