¿El dólar blue es una buena inversión?

Finanzas

En 5 años la inflación mundial pasó del 2% al 10% anual. El dólar blue le sacó dos vueltas a la inflación. Hay que invertir en bienes, los billetes son un helado al sol.

En 5 años la inflación mundial pasó del 2% al 10% anual. El dólar blue le sacó dos vueltas a la inflación. Hay que invertir en bienes, los billetes son un helado al sol.

Dólar blue: ¿Qué sucedió en los últimos 5 años?

Varias cosas al mismo tiempo. El gobierno de Mauricio Macri, en el año 2017, vivía el mejor de los mundos, ingresaban dólares al país, había confianza y el pueblo apoyaba el proceso de cambio, algo que se pudo reflejar en las elecciones legislativas de dicho año.

Las reservas del Banco Central ascendían a U$S 46.146 millones y los pasivos monetarios $ 1.721.038 millones, el dólar de equilibrio era de $ 37,30, pero la confianza era muy alta, llegaban dólares del exterior, no había una fiebre por comprar dólar blue y su cotización estaba en $ 16,60.

¿Qué sucedió en el año 2018?

En mayo de 2018 comenzaba el inicio del fin para el gobierno de Mauricio Macri, la guerra comercial entre Estados Unidos y China hizo que el yuan se devaluara, los mercados emergentes eran mucho más riesgosos y Argentina no había consolidado un superávit fiscal para enfrentar una crisis externa. El campo enfrentaba una dura sequía, en los primeros 5 meses del año 2018 la liquidación de dólares de la industria oleaginosa y exportación de cereales sumaba U$S 7.735 millones. Para tener dimensión de estos números, este año en 5 meses ingresarían U$S 15.000 millones aproximadamente. Con pocos dólares en reservas había que reestructurar la deuda o pedir prestado al FMI, se optó por lo segundo y comenzó la decadencia del gobierno de Mauricio Macri.

Las reservas, al mes de mayo de 2018, ascendían a U$S 50.098 millones y los pasivos monetarios $ 2.169.824 millones, el dólar de equilibrio era de $ 43,30 y el dólar blue cotizaba en $ 26,0, parecía que el gobierno controlaba la situación, pero nada de eso ocurriría.

¿Vamos al año 2019?

Veníamos de un año 2018 con una caída del PBI y alta inflación, los ánimos estaban por el piso y el gobierno perdía popularidad en el marco de una dura política de ajuste, que debería haberse realizado en el año 2016, pero por la política gradualista se postergó y el gobierno quedó obligado a realizarla en la previa de las elecciones. Por supuesto, perdió por escándalo en las PASO con 16% de ventaja para la oposición y luego en primera vuelta por un resultado menor al esperado, apenas 8% de diferencia. En cualquier caso, el Frente de Todos llegó al poder de la mano de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Las reservas, al mes de mayo de 2019, se ubicaban en U$S 64.770 millones gracias al aporte del FMI, los pasivos monetarios están en $ 2.368.189 millones, el tipo de cambio de equilibrio era de $ 36,60 y el dólar blue ya reflejaba la menor credibilidad en el gobierno, cotizaba en $ 46,0.

Pasamos a mayo del año 2020, Frente de Todos y pandemia

El nuevo gobierno no llegaba con credibilidad externa, lo que haría Alberto Fernández era una gran incógnita, la llegada de la pandemia hizo todo más complejo en Argentina y en el mundo. La falta de políticas claras y cierre muy grosero de la economía nos llevó a una caída de la actividad muy fuerte.

Para mayo del año 2020 habíamos perdido más de U$S 20.000 millones de reservas y estaban en las puertas de una reestructuración de la deuda privada en dólares, algo que no hizo el gobierno de Macri, aunque logró reperfilar la deuda en pesos. Las reservas se ubicaban en U$S 42.589 millones y los pasivos monetarios crecían de la mano de una emisión descontrolada, para mayo 2020 casi se habían duplicado, respecto del año 2019, ascendían a $ 4.135.599 millones. El dólar de equilibrio se ubicaba en $ 97,10 y el dólar blue descontaba lo peor cotizando en $ 126.

Un año más tarde, mayo 2021

Era el momento ideal para cerrar un acuerdo con el FMI, pero se postergó para después de las elecciones, con la ilusión que ganarían las legislativas y esto les daría margen para negociar con más fuerza. Se demoraron muchas medidas y se procedió a expandir el gasto público, se atrasó el tipo de cambio y no aumentaron tarifas.

Las reservas se ubican en U$S 41.872 millones, los pasivos monetarios en $ 6.197.510 millones, el dólar de equilibrio en $ 148,0 y el dólar blue en $ 160.

¿Cómo estamos hoy?

Más decadentes que nunca, el acuerdo con el FMI llego tarde, luego de una gran derrota electoral, no logramos seducir al capital para engrosar las reservas, seguimos con déficit y en términos nominales emitimos más pesos que en la pandemia. Con toda la furia este año creceremos el 2,5%.

Las reservas se ubican en U$S 41.542 millones, los pasivos monetarios en $ 9.154.297 millones, el dólar de equilibrio en $ 220,4 y el dólar blue en $ 210,0.

Clipboard01.jpg

Conclusiones

Las reservas en 5 años cayeron el 10%.

Los pasivos monetarios en 5 años subieron 5,3 veces, un tsunami de pesos.

El dólar blue en 5 años aumentó 12,65 veces.

En los últimos 5 años el dólar blue aumentó el doble que la inflación y un 80% más que el índice cámara de la construcción. Bienes y propiedades están más baratos en dólares que hace 5 años atrás.

Quien tiene dólar blue comprado desde hace 5 años, hoy ganó en capacidad de compra. Mientras que hace 5 años con x cantidad de dólares comprabas un departamento de 50 metros cuadrados, hoy te compras un departamento de 80 metros cuadrados como mínimo. Lo mismo sucede con muchos bienes de cambio, ya que la suba del dólar blue duplicó a la inflación.

En un escenario internacional en donde la inflación dominará la escena en los próximos años, sería fundamental acopiar cosas y no billetes. Cuando digo no acopiar billetes, estoy diciendo ningún tipo de billetes desde pesos, dólares, euros o el nombre que se te ocurra. Los billetes son un helado derritiéndose al sol.

Los bancos centrales del mundo tienen pensado en los próximos meses aumentar las tasas de interés, con el fin de contener una inflación que hoy es 4 veces las tasas de retorno de los bonos soberanos de cada región del mundo que analicemos.

Es muy probable que el precio de las materias primas siga muy firme, en especial combustibles, con lo cual el escenario de alta inflación llegó para quedarse en el mundo y en Argentina mucho más.

Nuestro país tiene un escenario muy positivo por delante, tiene los mejores términos de intercambio de la historia (el precio de sus exportaciones aumenta mucho más que el precio de sus importaciones), las exportaciones llegarían a una suma récord y contamos con reservas muy altas de combustibles (petróleo y gas) que el mundo necesita en esta coyuntura.

El problema que tenemos es que quienes nos gobiernan no tienen un diagnóstico claro de la crisis post pandemia de Argentina y, lejos de solucionar los problemas, los terminan acrecentando. Es un típico caso de mala praxis que nos está dejando peor que cuando tomó el poder.

El dólar ha subido demasiado en los últimos 5 años, es momento de transformarlo en activos que nos permitan consolidar una mejor inversión de nuestra liquidez.

En nuestros Informes Privados seguimos de cerca la coyuntura nacional, con la evolución de los activos financieros, qué puede pasar si el próximo gobierno levanta el cepo, escenarios en el mundo y en Argentina. El futuro del campo, tablero de comando para la toma de decisiones, la ganadería y perspectivas del mercado de consumo.

Analista financiero

Dejá tu comentario