Nuevo límite al CCL: no se podrán sacar dólares del país a cuentas de terceros

Finanzas

Busca desactivar un rulo que realizaban los Alyc y restar presión a la intervención oficial para contener la brecha cambiaria.

El Directorio del Banco Central implementó este jueves nuevos controles sobre los dólares financieros. La medida apunta a desactivar una maniobra que realizaban los Agentes de Liquidación y Compensación (Alyc), conocida como rulo, y limitar una vía de demanda del contado con liquidación (CCL). Desde este viernes, solo podrán operar contra cable –es decir, hacer CCL- quienes tengan una cuenta bancaria en el exterior. La autoridad monetaria señaló que se trata de una decisión para prevenir el lavado de activos y la evasión fiscal.

La entidad resolvió un conjunto de medidas sobre las transacciones que se utilizan para realizar CCL, un mecanismo que permite dolarizarse a partir de la compraventa de bonos y sacar las divisas del país.

En concreto, estas operaciones sólo podrán abonarse mediante transferencia de fondos desde y hacia cuentas a la vista a nombre del cliente en entidades financieras locales; o contra cable sobre cuentas bancarias a nombre del cliente en una entidad del exterior que no esté constituida en países o territorios donde no se aplican, o no aplican suficientemente, las Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). “En ningún caso, se permitirá la liquidación de estas operaciones mediante el pago en billetes en moneda extranjera o mediante su depósito en cuentas custodia o en cuentas de terceros”, señaló el BCRA.

Fuentes de la entidad señalaron que a partir de ahora los ahorristas podrán pasar los fondos a los Alyc, ahí comprar los bonos y, si hace la liquidación de esos bonos en divisas, esos dólares tendrán que acreditarse en la cuenta del banco. “Si querés hacer CCL, tenés que tener la cuenta en el exterior a tu nombre”, explicaron.

El analista financiero Cristian Buteler planteó que la medida “apunta a complicar un rulo que se estaba haciendo en el mercado en conjunto entre los Alyc y sus clientes”. La maniobra se realizaba con títulos de los agentes y finalizaba en cuentas de las sociedades de Bolsa. El cliente se quedaba con la ganancia que dejaba la transacción por la diferencia entre las distintas cotizaciones del CCL (la de los bonos intervenidos y la pactada con otros instrumentos), y el agente se quedaba con las comisiones. Esto no podrá realizarse ahora porque toda la operación se tiene que acreditar en la cuenta del ahorrista. “Es una vuelta más a las trabas del cepo que durará hasta que el mercado encuentre otro rulo”, afirmó Buteler.

“En la declaración jurada los clientes ponían que tenían un crédito con el Alyc y no pagaban impuesto por esos dólares en el exterior. También se eludía el pago del impuesto a débitos y créditos porque los fondos quedaban para operar dentro de la Alyc”, precisaron fuentes oficiales.

El Central remarcó que una norma de características equivalentes estuvo vigente desde al año 2005, cuando no regía ningún cepo cambiario, hasta su derogación una década más tarde. Según informaron, los organismos reguladores detectaron prácticas que dificultaban el seguimiento de la ruta de los fondos. También se comprobaron operaciones que facilitaban en algunos casos la elusión y en otros la evasión de impuestos, que serán investigadas por la AFIP.

La decisión llega en meses preelectorales de tensión para brecha cambiaria, que el Gobierno procura mantener en torno al 75%. Y ocurre días después de que la Comisión Nacional de Valores redujera la cantidad de títulos que se pueden comprar de forma semanal para hacer CCL, con el objetivo de que el Central tenga que destinar una menor cantidad de reservas en sus intervenciones para ponerle un techo al liqui, que este jueves cerró estable a $171,20. Se estima que el BCRA en las últimas semanas llegó a volcar unos u$s25 millones diarios para contener la cotización. Con la nueva medida, se espera una reducción del volumen de operaciones de CCL.

Dejá tu comentario