Qué es el dólar contado con liqui

Finanzas

El dólar contado con liquidación es una alternativa que crece y gana terreno ante las limitaciones que se presentan en el ámbito de las divisas.

El dólar en la Argentina tiene varias versiones, más allá del oficial. Una de ellas es “dólar contado con liquidación” o "dólar contado con liqui"; o directamente CCL. Se trata de una forma legal de comprar dólares por fuera de las restricciones que imperan sobre el mercado de divisas.

La operación consiste en la compra y posterior venta de bonos y acciones que coticen tanto en el mercado argentino como en el exterior. Es por esto que, ante todo, se requiere disponer de una cuenta comitente que habilite a este tipo de operaciones y tener también una cuenta en el exterior, la cual debe estar declarada en AFIP.

A través del "dólar contado con liqui" se eluden las restricciones sobre las operaciones con moneda extranjera dispuestas por el Banco Central, que buscan evitar una disminución de las reservas e incentivar el ahorro en pesos.

Esas medidas incluyen límite a la cantidad de personas que pueden comprar dólares en el mercado oficial, un tope del monto -hoy de u$s200 mensuales-, y la aplicación de cargas como el Impuesto PAÍS y la percepción anticipada de 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias.

La clave de la operación está en que la compra de los bonos o de las acciones se realiza en pesos. Una vez realizada, lo que hay que hacer es pedirle al agente de bolsa en cuestión que transfiera los mismos al exterior para luego venderlos y recibir el pago en dólares.

Pueden realizar la operación tanto personas físicas y jurídicas, es decir, ahorristas y empresas por igual.

Como dijimos, el “dólar contado con liqui” es una alternativa legal que permite comprar divisas sin el tope de u$s200 mensual y sin pagar el Impuesto PAÍS y la retención de Ganancias ni Bienes Personales.

Para saber cuál es la cotización de este dólar hay que tener en cuenta cómo se calcula el Contado con Liquidación (CCL).

El procedimiento es sencillo y consiste en dividir la cantidad de pesos gastados en la compra de los bonos o acciones por los dólares recibidos por la venta de los mismos.

Temas

Dejá tu comentario