Arsenal y Banfield sellaron un 0 a 0 penoso

Fútbol

Con este resultado ambos lograron su primer punto en el torneo, ya que cayeron en la fecha inicial ante Boca Juniors y Newell's Old Boys, respectivamente.

Arsenal y Banfield empataron 0 a 0 en un partido repleto de imprecisiones y fallas, disputado en Sarandí y correspondiente a la segunda fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Con este resultado ambos lograron su primer punto en el torneo, ya que cayeron en la fecha inicial ante Boca Juniors y Newell's Old Boys, respectivamente.

Ambos equipos se pararon con un tradicional 4-4-2, pero las imprecisiones y las faltas se apoderaron del encuentro en sus primeros minutos, que resultaron muy cortados y generaron un lento discurrir del tiempo.

Recién a los 7 minutos, Urzi, que por indicación de Claudio Vivas jugaba bien de punta y más liberado de sus anteriores responsabilidades defensivas, concretó una veloz corrida pero definió afuera ante la salida de Medina.

Con actualidades algo complicadas, ambas equipos no cedieron nada y optaron más por la lucha que por la elaboración de jugadas. Así, el partido se jugó de tres cuartos a tres cuartos de cancha, sin intervención de los arqueros a sola excepción de los tiros de esquina y las jugadas de pelota parada. Y la estadística registró que a los 32 minutos ya se sumaban 15 faltas en total.

Recién a los 26 y otra vez por los pies de Urzi, Banfield se acercó a Medina cuando el delantero recibió un pase largo y definió pero tapo el guardameta local.

En el segundo tiempo continuaron las fricciones y las imprecisiones, a pesar de que Vivas movió el banco buscando frescura e ideas entre los suplentes. A los 27, Medina le tapó un tiro libre formidable a Galoppo y ese tiro de esquina derivó en una falta de de Suárez agarrando a Maciel, que el arbitro Nazareno Arasa cobró como penal sin que fuera alertado por el VAR.

Pero desde el VAR lo llamaron para chequearlo y Ariel Penel, que estaba en el centro ubicado en el predio de AFA en Ezeiza, convenció a Arasa de que no era falta.

Tras ese momento de tensión, el partido regreso a su chatura que tuvo su máxima expresión cuando Perales quiso patear al arco, la pelota terminó en un lateral ,y cuando el balón se jugó nuevamente, Damián Pérez quiso habilitar a un delantero y el balón otra vez acabó traspasando la línea de costado.

Cuando se jugaban los últimos cinco minutos, Arsenal tuvo sus dos únicas opciones de gol: tras un centro, Colman cabeceó en buena posición y Bologna contuvo sin problemas, y un minuto después Maciel cedió mal hacia atrás y el delantero paraguayo definió muy mal, sin pararla, y el arquero banfileño controló el balón con mucha calma.

Dejá tu comentario