China aprobó la Ley de privacidad contra abusos colosos de la web

Información General

Compañías estatales y privadas que gestionan las informaciones personales deberán reducir la recolección de datos y tener el consentimiento de los usuarios.

China aprobó una ley sobre la privacidad, que regirá desde el 1 de noviembre, para evitar quelas empresas reúnan los datos personales sensibles contra el aumento de estafas en Internet, la fuga de datos y los abusos cuestionados a los colosos tecnológicos y de la web sobre las informaciones personales de los clientes.

Según las reglas aprobadas por el Comité permanente de la Asamblea Nacional del Pueblo, rama legislativa del parlamento chino, compañías estatales y privadas que gestionan las informaciones personales deben reducir la recolección de datos y tener el consentimiento de los usuarios.

Los aparatos de seguridad estatal mantendrán el acceso a los datos personales.

La ley se configura como un nuevo golpe contra el sector tecnológico chino, donde Didi y Tencent son los últimos grandes jugadores en la mira de las autoridades por el uso impropio delos datos personales.

La ley, modelada sobre el reglamento general sobre la protección de datos de la Unión Europea, una de las más severas del mundo para el sector online.

Esta apunta a proteger a quienes "están más expuestos a los riesgos sobre los datos personales utilizados para la perfilación de los usuarios o los algoritmos de recomendación, o el uso de big data en la determinación de precios desleales", dijo a Xinhua un vocero de la Asamblea Nacional del Pueblo.

Por ejemplo, las empresas no podrán fijar precios distintos por el mismo servicio según la cronología de las compras del cliente, una práctica común entre las empresas online chinas.

Los datos personales de los ciudadanos chinos no podrán ser transferidos a países con estándares de seguridad inferiores a los de China, lo que constituye un serio problema para las empresas extranjeras, empezando por las estadounidenses.

Para quienes incumplan las multas pueden llegar a 50 millones de yuanes (7,6 millones de dólares) o el 5% de la facturación anual. Los transgresores graves corren el riesgo de perder las licencias comerciales y verse obligadas a cerrar.

Dejá tu comentario