Covid-19: el debate sobre la tercera dosis recorre el mundo

Información General

En contracara del pedido del director general de la OMS, países como Estados Unidos o Francia han decidido inmunizar en una tercera ronda a modo de "refuerzo" contra el coronavirus.

El debate sobre una tercera dosis de vacuna contra el Covid-19 arrecia en el mundo, ante la desigualdad entre los países ricos, donde gran parte de la población ya está inmunizada, y los pobres, donde apenas arrancan las campañas de vacunación.

Algunos países, como Francia o Israel, ya han empezado a administrar la dosis de "refuerzo" para las categorías de población más vulnerables: los más ancianos (seis meses después de su segunda dosis) y las personas con el sistema inmunitario frágil.

Para justificar esta nueva campaña, esos países invocan una disminución de la eficacia de las vacunas contra la variante Delta del virus, un declive que parece acentuarse a medida que pasa el tiempo.

En Israel, por ejemplo, la tercera dosis está disponible a partir de los 12 años, cinco meses después de la vacunación precedente.

Estados Unidos por su parte prevé una campaña de refuerzo para todos los estadounidenses con dosis de las vacunas Pfizer y Moderna. En este caso, el presidente Joe Biden endureció el jueves pasado el tono con los estadounidenses que se resisten a ser vacunados, y anunció medidas para obligar a sus conciudadanos a tomar la primera dosis.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se muestra hostil a la tercera dosis.

"Por ahora no queremos un uso generalizado de dosis de refuerzo para las personas en buena salud que están totalmente vacunadas", declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el miércoles.

"No me quedaré callado cuando las empresas y los países que controlan el suministro mundial de vacunas piensan que los pobres del mundo deben contentarse con los restos", agregó y mantuvo que es necesario derivarlas a los lugares en donde escasea la inmunización.

Tedros llamó además "a prolongar la moratoria al menos hasta el fin de 2021 para que cada país pueda vacunar al menos al 40% de su población".

"Los objetivos mundiales de la OMS son ayudar a cada país a vacunar al menos el 10% de su población de aquí a fines de mes, al menos 40% de aquí a fines del año y 70% de la población de aquí a mediados del año próximo", cerró.

Dejá tu comentario