15 de abril 2008 - 00:00

El humo y la niebla afectaron a Buenos Aires y las rutas

El humo y la niebla afectaron a Buenos Aires y las rutas
El humo y el mal olor producto de la quema de pastizales volvieron a invadir hoy la Capital y puntos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, por lo que el Gobierno convocó a los mandatarios de esos distritos y aconsejó el corte de rutas para evitar accidentes de tránsito.

El espeso humo provocó una considerable disminución en la visibilidad y complicó el tránsito, por caso en la ruta 9, que une la Capital con Rosario, donde al caer la tarde directamente interrumpieron la circulación vehicular.

"Debido a la posibilidad cierta de que Gendarmería corte esta noche esa vía se recomienda abstenerse en lo posible de viajar por la misma, para evitar los inconvenientes que puedan ocasionarse", indicó el comunicado de VIAL3 S.A.

Por la mañana, las autoridades habían cortado el tránsito en las rutas 12, 14 y 9 debido a la escasa visibilidad en la zona por una combinación de niebla y humo.

El tránsito por la ruta 12, denominada la "ruta del Mercosur", fue interrumpido entre Zárate y Ceibas debido a incendios en campos que dificultaron la visibilidad y rehabilitado este mediodía, pero con tránsito asistido.

A su vez, la ruta 9 estuvo interrumpida entre Zárate y Rosario a la altura del kilómetro 94, pero luego quedó normalizada.

Ante esta situación, la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Romina Picolotti, convocó a los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Uribarri, y de Santa Fe, Hermes Binner, para detener los incendios de pastizales.

La intención de Picolotti es consensuar medidas para poner freno a los incendios de pastizales que vienen afectando vastas áreas de esas provincias y cuyos efectos han llegado hasta la Capital Federal.

La funcionaria también solicitó al titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA), Ramiro González, que tome "las medidas pertinentes" para determinar el origen de los incendios.

La responsable de la cartera ambiental se comunicó telefónicamente con los mandatarios provinciales, a quienes solicitó coordinar un "plan de gestión" entre todas las jurisdicciones afectadas, tendiente a evitar que el fenómeno siga propagándose.

Por otro lado, la Provincia de Buenos Aires, a través del Organismo Provincial Para el Desarrollo Sostenible (OPDS), informó que el humo percibido proviene de incendios de pastizales que se están sucediendo desde hace días en la zona de las Islas del Delta paranaenses, en el límite con Entre Ríos.

La Policía de Buenos Aires detuvo a dos personas que fueron descubiertas incendiando pastizales en la zona de islas y a ambas ya les fue iniciada una causa judicial por el hecho.

Para sofocar el incendio trabajaron sobre la zona un avión, tres helicópteros y embarcaciones de guardacostas de la Prefectura Naval, con 80 bomberos pertenecientes a partidos de la zona norte de la provincia, la Policía y personal del plan nacional de manejo del Fuego.

Según informó el Gobierno bonaerense, las hectáreas afectadas por el incendio suman un
total de 66 mil, de las cuales 10 mil pertenecen a Buenos Aires.

El combate al fuego es complicado, porque en la zona donde se desató el incendio está formada por bañados a los cuales no puede penetrarse si no es por aire o embarcación.

En tanto, la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno porteño informó que "los valores de monóxido de carbono no son tóxicos".

El monóxido de carbono es un contaminante atmosférico urbano típico de combustión de combustibles fósiles, emitido por calderas, hornos, incineraciones y quemas en general, incluidos incendios, pero la carga urbana habitual mas importante se debe a los vehículos principalmente a los nafteros.

El organismo indicó que los valores habituales que se registran en las estaciones de monitoreo atmosférico "Palermo" y "Parque Centenario" son del orden "de cero a dos partes por millón (0 a 2 PPM) para muestras de una hora".

"El valor registrado en la zona de la Boca, hoy entre las 14 y las 15 en pleno incidente de niebla-humo cubriendo el área, es de 1.6 ppm", remarcó.

En ese sentido, manifestó que "el valor límite admisible para el monóxido de carbono para período de un hora es de 35 PPM".

"Lo que quiere decir que si el aire no contiene mas de 35 PPM durante una hora, no debe esperarse ningún efecto nocivo sobre la población expuesta", dijo.

El organismo porteño destacó que "el material particulado total en suspensión es un contaminante atmosférico urbano típico de orígenes diversos: procesos industriales moliendas, demoliciones emitidos por fuentes fijas y móviles, que se ven notoriamente incrementadas en quemas a cielo abierto e incendios".

Dejá tu comentario

Te puede interesar