Hoteles alojamiento, a 15 días de su apertura, facturan al 50%

Información General

En Capital Federal funcionan con estrictos protocolos, pero la demanda por ahora está contenida. La tarifas también tuvieron ajustes, al ritmo de la inflación.

Los hoteles alojamientos de la Ciudad de Buenos Aires volvieron a funcionar tras 7 meses de inactividad. Si bien la noticia fue festejada por el sector, al menos un 20% de los empresarios del rubro no sobrevivieron a la pandemia y cerraron definitivamente sus puertas. Hoy a 15 días de su apertura, aseguran que están funcionando al 50% pre-pandemia y le piden ayuda al Gobierno para poder sobrevivir.

“En la Capital hay cerca de 120 albergues transitorios, pero lamentablemente 100 pudieron abrir, el resto no sobrevivió a los meses de inactividad. Nos preocupa que los cierres definitivos no se sigan extendiendo”, explicó al diario Ámbito Financiero José Manuel Capello presidente de la Federación Argentina de Alojamientos por Hora (Fadaph).

Lo cierto es que hoy el rubro está operando a un 50% de lo que lo hacía habitualmente. “Estamosfacturando a la mitad de lo que lo hacíamos pre-pandemia. Hay muchos factores que influyen, el principal es la crisis económica y además hay que tener en cuenta que poco a poco la gente va adaptándose y animándose a volver a utilizar este tipo de servicios”, justificó Capello.

El protocolo establece que para concurrir es necesario hacerlo con turnos que deberán ser asignados de forma electrónica, siempre constatando que los clientes no tengan síntomas de Covid. En los hoteles alojamiento habrá un solo sentido de circulación, disponiendo un área de ingreso y otra de egreso principal para evitar cruce de personas. Todos los colchones y almohadas deben tener fundas protectoras y por su puesto se extreman las medidas de limpieza con lavandina y sanitizante.

Para el sector poner en funcionamiento los hoteles requirió un esfuerzo económico ya que además, el traslado de los empleados también corre por cuenta de cada alojamiento. “Si bien el ATP sigue funcionando y la mayoría de las empresas lo requieren es insuficiente para le realidad que atraviesa hoy el rubro. Nos convertimos en hoteles totalmente deficitarios ya que la mayoría acumula deudas para seguir sobreviviendo”, agregó Capello.

Los nuevos gastos que debe afrontar el sector se traduce inevitablemente en una suba de las tarifas. “Hay un ajuste, pero intentamos que sea mínimo para fomentar la concurrencia a nuestro negocio. En general el alza acompaña a la inflación acumulada hasta ahora”, describió el especialista. “Estamos haciendo un esfuerzo enorme para seguir existiendo y para garantizar los puestos de trabajo”, concluyó Capello.

Según la Federación Argentina de Alojamientos por Hora, en la Ciudad los hoteles de este tipo emplean a unos 5.000 trabajadores. Por su parte, en la provincia de Buenos Aires se estima que hay cerca de 300 albergues que por ahora continúan con sus puertas cerradas, aunque se irán habilitando según cada municipio.

Dejá tu comentario