Matan en Miami de un tiro a argentino

Información General

Un argentino de 38 años, miembro de una familia dueña de una cadena de restoranes de Miami, fue asesinado de un balazo en el pecho cuando discutió con un vecino de un condominio de esa ciudad de los Estados Unidos, informaron ayer un medio local y un amigo de la víctima. 

Se trata de Maximiliano De-Vita, por cuyo crimen fue detenido un anciano de 80 años que admitió ante la policía que la víctima lo insultó y que eso provocó que él se enojara.

Fuentes policiales citadas ayer por el diario «Miami Herald» informaron que el hecho ocurrió en un condominio ubicado en Harding Avenue 7600 de South Beach, en dicha ciudad del estado de Florida, en el sureste de los Estados Unidos.

DeVita, quien junto con su familia tenía una cadena de restoranes de comida argentinoitaliana muy conocida en todo Miami, era dueño de una propiedad en ese condominio que recientemente había alquilado.

Según las fuentes, el hombre fue hasta ese inmueble el viernes a la noche porque el inquilino le había comunicado que un vecino del condominio lo molestaba.

  • Armado

    De acuerdo con la policía local, Valeria, la esposa de DeVita, llevó a su marido hasta el complejo de viviendas para que hablara con el vecino, identificado como Orlando Alonso (80), y luego la mujer siguió con la entrega de comida a domicilio.

    En ese momento, Alonso, un jubilado sin antecedentes penales en Florida, atendió a DeVita con un revólver calibre 38 en una de sus manos.

    Los voceros policiales indicaronque el sospechoso contó luego que DeVita comenzó a insultarlo desde la puerta, por lo que Alonso se volvió hasta un sofá donde apoyó su arma.
    Siempre de acuerdo con esa declaración, como el argentino seguía con los insultos, Alonso tomó nuevamente su arma, se le acercó y le efectuó un disparo.

    Tras la agresión, la víctima quedó tendida en el pasillo herida en el pecho, y el sospechoso cerró la puerta de su inmueble sin alertar de lo ocurrido al 911.

    Cuando la policía arribó al lugar, encontró a DeVita muerto en el pasillo, donde halló un reguero de sangre como si la víctima se hubiera arrastrado desde donde cayó baleado. En ese momento, los efectivos policiales de South Beach detuvieron a Alonso acusado del homicidio de DeVita y le secuestraron el revólver 38 y un casquillo dentro de un cesto de basura del lugar.

    DeVita y su hermano mayor Leandro se habían radicado hace 20 años en la ciudad de Nueva Jersey, donde abrieron una pizzería y una década después se mudaron a Miami, donde instalaron la cadena de restoranes Che Sopranos.

    Los restos de DeVita fueron velados ayer en la funeraria Mason, ubicada en Sixth Avenue
    10.300 de Miami.
  • Dejá tu comentario