AMBA: volvieron las peluquerías con subas de hasta 20% y protocolos estrictos

Información General

Tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la Provincia volvieron a la actividad con protocolos estrictos, un incremento en los costos de los productos, y menos asistencia del público. Algunos de ellos ajustaron los precios entre un 15% y un 20% y otros prefirieron garantizar la asistencia de la clientela.

Este miércoles, en el marco de la flexibilización de la cuarentena, retornaron a la actividad los peluqueros en la Ciudad de Buenos Aires y esta semana también lo hicieron en la Provincia de Buenos Aires. El protocolo incluye atender con turno previo, higienizar con lavandina el calzado de los clientes, rociarlos con alcohol, usar tapabocas y máscaras, lavar el cabello antes del corte, no ofrecerles servicio de refrigerios, y utilizar camisolines y botas, además de tener que higienizar el local después del servicio. En algunos casos hubo incremento de precios.

Silvia Rodríguez tiene una peluquería en La Plata, y le aseguró a Ambito que "estoy atendiendo con turnos y gasto muchísimo en alcohol y materiales descartables. Además me aumentaron estos meses muchísimo los costos de los productos que utilizo". Ante la consulta de si ajustó los precios aseguró que antes de la cuarentena un corte salía entre $500 a $600 y ahora aumentó $100. Sobre este punto indicó que eso depende mucho del profesional y si paga alquiler o no.

"Estamos atendiendo con turno y barbijo y utilizo desinfectante líquido y en crema" aseguró a Ambito Eddy Castillo quién también posee una peluquería en La Plata. Sobre la asistencia de la clientela confirmó que bajó y que estos meses fue muy difícil sostener el local ya que estuvieron cuatro meses sin actividad. "Debo boletas de servicios y estoy juntando para pagar el alquiler" completó. En su caso decidió no aumentar los precios para conservar la clientela.

Marcelo tiene una peluquería en un domicilio en particular y fue entrevistado por C5N y habló de estos meses de inactividad, "es muy difícil porque mucha gente depende de esto. A veces hay peluqueros con dos empleados. Los proveedores también viven del salón. Estos meses fueron súper difíciles porque uno metió mano en todos sus ahorros". "No es fácil todo lo que hay que invertir en bioseguridad además de desinfectar, la bacha, todo entre cliente y cliente".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario