Aulas híbridas: la estrategia bimodal de las universidades para la pospandemia

Información General

El Gobierno nacional invertirá 1.500 millones de pesos. El 99% de los docentes debió transformar sus clases de presenciales a virtuales.

Las Universidades nacionales se preparan para implementar un sistema de educación que combine la presencialidad con la virtualidad frente a la pandemia del coronavirus, para lo que implementarán un sistema de Aulas Híbridas en las que el Gobierno nacional invertirá 1.500 millones de pesos.

Se trata del Plan de Virtualización de la Educación Superior II (PlanVES II), una iniciativa de la Secretaría de Políticas Universitarias para dotar a las instituciones universitarias de recursos que permitan fortalecer los espacios de formación presencial y remota y el desarrollo y puesta en marcha de Aulas Híbridas.

La propuesta prevé una inversión de 1.500 millones de pesos e implica el fortalecimiento del software y hardware necesario para dar respuesta a las adecuaciones requeridas en la virtualización de la enseñanza no sólo en la pandemia sino apostando a la pospandemia.

El PlanVES II es una continuación del programa impulsado en 2020 por el Ministerio de Educación de la Nación con el que Universidades de todo el país pudieron realizar importantes avances en materia de virtualización de sus clases.

Las aulas híbridas permiten el dictado de clases presenciales y virtuales al mismo tiempo y facilitan el material grabado para su permanente consulta.

Esto se suma a una serie de recursos educativos digitales que están a disposición del alumnado y facilitan la interacción con profesores y ayudantes de cátedra.

El nuevo sistema fue anunciado por el ministro de Educación, Nicolás Trotta durante un encuentro virtual que mantuvo con el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk y los rectores de las Universidades, en el que además se presentaron los resultados de una encuesta sobre el impacto del covid en la vida universitaria.

Trotta destacó la importancia de “seguir fortaleciendo la respuesta del sistema educativo y el sistema universitario en un año donde el presupuesto educativo ha tenido el incremento interanual más importante de su historia”.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, explicó que las aulas híbridas “son el futuro de la educación superior” y consideró que “todas las universidades fueron perfeccionando sus sistemas de educación a distancia y la intención es que antes de fin de este año empiece a funcionar esta nueva modalidad de cursada”.

En la misma sintonía se pronunció Rodolfo Tecchi, presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), quien resaltó que las universidades públicas en pandemia “demostraron estar a la altura de las circunstancias con una actividad que es, al día de hoy, todavía más intensa que la que teníamos antes de la pandemia”.

“En marzo de 2020, el Ministerio de Educación y la Secretaría de Políticas Universitarias empezaron a poner en orden una cantidad de compromisos que no se habían cumplido con las universidades hasta diciembre de 2019”, resaltó.

PA23-Foto encuesta univesridades 1.jpg

La pospandemia y la nueva universidad

Al presentar los resultados de la encuesta realizada a docentes, alumnos y autoridades de las Universidades, Perczyk sostuvo que “lo que viene en la salida de la pandemia y la pospandemia es una universidad distinta, no sólo en Argentina sino también en todo el mundo, y las aulas híbridas son una alternativa para la nueva modalidad educativa”.

“Empezamos este estudio en septiembre del 2020 intentando saber de manera científica o metódica qué pasaba en el sistema universitario. Hasta el 13 de marzo del año pasado el mismo se componía en un 93% de una oferta presencial, y de ese 7% a distancia el 63% pertenecía a universidades privadas”, detalló.

Sin embargo, en una semana “hubo que pasar a una educación virtual de emergencia, que se fue perfeccionando a partir de las políticas, del conocimiento y de inversión de las universidades y también por un proceso muy fuerte de inversión del Estado Nacional”.

Dictado de materias

El relevamiento detectó que el 99,5% de los docentes indicó que debió transformar el dictado de sus materias a la modalidad virtual para poder continuar con las actividades académicas y que el 87% de ellos pudo cumplir con los objetivos propuestos.

Con respecto a esto último, el 61% de los docentes encuestados logró cubrir entre el 80% y el 100% de los contenidos de su materia, mientras que un 23,8% declaró haber cubierto entre el 60% y el 80% de lo planificado antes de la pandemia.

Un dato positivo es que más del 80.6% de las autoridades universitarias afirmó que la retención dentro del calendario académico (es decir, la cantidad de estudiantes que pudieron terminar la cursada de sus materias) fue

elevada y más de la mitad de ellos indicó que la permanencia fue casi total (entre un 80% y 100%).

Casi 7 de cada 10 docentes encuestados (67%) respondió que estaban “satisfechos” y “muy satisfechos” con las acciones realizadas por la universidad para dar respuesta a las condiciones impuestas por la pandemia.

En la misma sintonía, los estudiantes y trabajadores no docentes manifestaron similar o aún mayor conformidad (72% los primeros y 76% los segundos)

Evaluación

Por otra parte, casi la totalidad de los docentes (96,4%) optaron por evaluar a sus alumnos de múltiples maneras: mediante trabajos prácticos individuales asincrónicos (58%); evaluaciones escritas sincrónicas (49%); exámenes escritos asincrónicos (45%) y trabajos prácticos grupales (43%) y la herramienta menos popular entre los docentes fue el examen oral (19%).

Estos datos fueron corroborados por los estudiantes, ya que el 92.3% de los encuestados respondió que fueron evaluados durante el año lectivo 2020.

Dejá tu comentario