18 de febrero 2004 - 00:00

Apartan a juez de caso Noble

Apartan a juez de caso Noble
La Corte Suprema de Justicia avaló ayer el apartamiento del suspendido juez de San Isidro Roberto Marquevich de la causa en la que investigó a la directora de «Clarín», Ernestina Herrera de Noble, por irregularidades vinculadas a la adopción de sus hijos Marcela y Felipe.

La nueva Corte de la era Petracchi parece haber sentido la poderosa influencia del monopolio «Clarín», porque desestimó un planteo de las Abuelas de Plaza de Mayo, de Estela Carlotto, querellantes en la causa contra la señora Herrera de Noble, en el que se cuestionaba la recusación interpuesta por los defensores de la mujer contra Marquevich.

Con la decisión de la Corte, queda firme la resolución de la Cámara Federal de San Martín, Roberto Marquevich
que había apartado al magistrado de la causa.

El Supremo Tribunal desestimó el planteo de la querella, al considerar que no debía expedirse sobre el tema, al no tratarse de una sentencia definitiva.

En ese sentido, se expresaron Augusto Belluscio, Antonio Boggiano y Juan Carlos Maqueda, mientras que Enrique Petracchi y Eugenio Zaffaroni consideraron que debía rechazarse el recurso, pero con otros argumentos.

Marquevich
fue suspendido el 11 de diciembre pasado por el Consejo de la Magistratura por la detención de Herrera de Noble, pero, para ser removido de su cargo de juez, es necesaria una decisión del Jury de Enjuiciamiento. La decisión de ayer de la Corte no tiene ninguna vinculación con el juicio político.

El magistrado detuvo a la empresaria por falsificación de documentación y supresión de identidad relacionada con sus hijos adoptivos. Luego, la Cámara Federal apartó al juez de la investigación, al hacer lugar al pedido de recusación interpuesto por la defensa de la empresaria.

Aún la decisión la batalla jurídica no está terminada, porque los abogados de Marquevich le pedirán al jurado de enjuiciamiento que site a declarar en calidad de testigo a la propietaria de «Clarín».

Quieren demostrar que la señora
Herrera de Noble fue detenida por cometer el delito de supresión de identidad y falsedad de datos filiatorios, además de probar que existió connivencia con el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires para insertar datos falsos que permitieron la inscripción de los menores en un registro de San Isidro.

Dejá tu comentario