Destituyen al juez Tiscornia: triunfo judicial del gobierno

Judiciales

El jurado de enjuiciamiento del Consejo de la Magistratura destituyó ayer por unanimidad al ahora ex juez Penal Económico Guillermo Tiscornia, luego del proceso que se le siguió por mal desempeño en sus funciones, aunque no se tomó en cuenta para la decisión la causa que supuestamente lo involucraba en el cobro de un presunto soborno impulsado por directivos de una empresa española del juego (Codere). El proceso estaba demorado, pero el gobierno lo aceleró cuando el magistrado citó a declarar a la ministra Nilda Garré en una causa de contrabando presunto de armas.

La acusación de la Magistratura estaba formada por el representante de los abogados en el Consejo, Santiago Montaña; el senador radical Federico Storani, y la diputada kirchnerista Diana Conti.

El tribunal del consejo conformado por el juez de la Cámara de la Seguridad Social, Emilio Lisandro Fernández; el diputado pampeano por el PJ, Manuel Baladrón; el senador radical chubutense, Norberto Massoni; el juez de Cámara de Córdoba, Abel Sánchez Torres; el senador sanjuanino por el PJ, César Gioja; el diputado radical bonaerense Pedro Azcoiti, y una abogada de Córdoba, Delia Támaro, lo desplazó del cargo aludiendo mal desempeño en sus funciones, aunque no tuvo en cuenta para ello la denuncia que la Magistratura realizó por el supuesto cohecho.

«No es tarea de este órgano examinar el acierto o error de resoluciones judiciales, ya que ello implicaría la revisión jurídica del criterio que la funda, lo cual no se halla previsto en el marco constitucional y legal que rige el procedimiento de remoción y no resulta propio de la actuación de un Tribunal que no ejerce funciones jurisdiccionales», explica el fallo acerca del motivo por el cual se evita tener en cuenta, a la hora de su remoción, la causa Codere. En una sala de audiencias del Palacio de Tribunales bastante más llena de lo que estuvo hace dos semanas durante la lectura de los alegatos, una secretaria del Consejo comenzó puntualmente a las 12 a leer las conclusiones de la sentencia.

Interrumpió su lectura por unos segundos cuando cayó al suelo una cámara de TV, tiempo en el cual se le oyó susurrar a más de una persona y de antemano sobre lo que hasta allí parecía una clara destitución de Tiscornia.

«Se va a ir a través de un debido y justo proceso», esgrimió en esa pausa forzada el miembro de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, Julio Gómez Carrillo, olvidando que el ex magistrado ya había pasado por estas instancias en años anteriores.

Superado el incidente, la secretaria continuó con lo que duraría poco menos de una hora, a diferencia de audiencias anteriores en las que entre alegatos, escritos y desfiles de testigos hubo encuentros que llegaron a durar seis horas.

«Sobre la base de una convicción razonada y sustentada en la valoración de la prueba producida, cabe afirmar que Tiscornia ha incurrido en la causal de mal desempeño a raíz de su grave comportamiento en la tramitación de los casos 'Sojo', 'Turco' y ' Urlich', según indicó el escrito elaborado por el jurado.

En estas causas se lo acusa, entre otras cosas, de haber desacatado cerca de cuatro docenas de órdenes de las cámaras superiores, resolviendo parcialmente sobre cuestiones en las cuales los tribunales superiores ya le habían comunicado como actuar. Además, el jury infiere sobre todo lo analizado que el ex juez «dictaba sentencia transcribiendo extensos párrafos de las defensas de las partes sin siquiera utilizar comillas para dar cuenta de los párrafos que pertenecían a otros testimonios».

Tampoco faltó especificar en la resolución las veces en que Tiscornia llegó a denunciar frente al Consejo de la Magistratura a diversos camaristas, por estar en desacuerdo con sus resoluciones adoptadas. Dos de esos camaristas fueron Nicanor Repetto y Edmundo Hendler, pertenecientes a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, quienes en sus testimonios previos habían dicho que Tiscornia «ponía en riesgo la credibilidad de la Justicia».

Luego de la sentencia, el senador Gioja dio a conocer las razones por las cuales era necesario rechazar la renuncia del ex magistrado en el momento en que la presentara ante el Ejecutivo.

«La renuncia, en tales circunstancias, si fuese aceptada, impide el juzgamiento de la conducta del juez, pues la causa deviene en abstracto, y por tanto se le veda a la sociedad el conocimiento de actividades públicas, que por ser de tal carácter, trascienden el ámbito de lo privado, lo que implica un desmedro en las posibilidades de transparencia de la gestión pública, que es una de las bases indiscutibles del sistema democrático», afirmó Gioja.

Sólo Gioja estaba a favor de rechazar la renuncia mientras que los otros miembros descartaban esa posibilidad, «ya que a esta altura se querían ir todos de vacaciones».

«De hecho, mañana (por hoy) Diana Conti, que no es del jurado pero forma parte de la acusación, se casa, por lo cual también era una complicación para ella que no se aceptase la renuncia de Tiscornia, cosa que finalmente pasó», señalaron fuentes allegadas al consejo.

Por otro lado, y a la salida de Tribunales, el ex juez Penal Económico aseguró que «mi honestidad no está en duda», en alusión a la causa Codere (que todavía está en curso) en la que el tribunal del consejo prefirió no inmiscuirse debido a que todavía no se ha resuelto nada sobre dicho proceso.

Aseguró también que demandará al Estado argentino y a la empresa Codere «por daños y perjuicios».

Dejá tu comentario