Las 10 claves de la enfermedad de Peyronie, o curvatura peneana

Lifestyle

Es frecuente en hombres mayores de 50 años, aunque poco lo dicen. ¿Qué se puede hacer para tratarla?

La enfermedad de Peyronie, o la curvatura peneana, puede afectar tanto la salud sexual como psicológica de muchos hombres. La mayoría de los pacientes que la manifiestan, también suelen presentar disfunción eréctil.

Si bien en algunos casos desaparece, la mayoría de las veces se mantendrá estable o empeorará, por lo que puede ser necesario un tratamiento si la curvatura es lo suficientemente grave para evitar tener relaciones sexuales satisfactorias.

Ya sea por desconocimiento o vergüenza por parte de quienes la padecen, su divulgación se ve limitada. Sin embargo, los urólogos dan fe de la elevada incidencia de esta patología. Por tal motivo, el doctor César Ricardo Eisner, Médico especialista en Ecografía y Ultrasonografía y director médico de Shockwave Argentina, respondió diez preguntas imprescidibles sobre esta dolencia.

¿Qué es la enfermedad de Peyronie?

Se trata de una enfermedad que puede presentarse inicialmente con dolor, y posteriormente con un grado de incurvación peneana que puede dificultar e incluso imposibilitar el coito, y es causada por la presencia de placas fibrosas o calcificadas que limitan la extensión del pene durante la erección.

¿Qué porcentaje de hombres la padecen?

Se estima que el 8% de los mayores de 50 años la presenta.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen varios factores implicados en su origen tales como la existencia de infecciones, tener más de 55 años, la predisposición genética, los problemas vasculares, la ingestión de ciertos fármacos, diabetes o hipertensión.

¿Por qué se produce?

La Enfermedad de Peyronie es una condición adquirida, debido a la formación de placas fibrosas o calcificadas a nivel de los cuerpos cavernosos, las que generan focos de rigidez responsables de curvar el pene durante la erección.

¿Puede ser congénita?

No. Esa es la ICP, o Incurvación Congénita del Pene, una condición diferente a la Enfermedad de Peyronie, y se debe al desarrollo asimétrico de los cuerpos cavernosos.

¿Qué malestares físicos produce?

Las complicaciones de la enfermedad de la Peyronie incluyen incapacidad para mantener relaciones sexuales al dificultar la penetración, el desarrollo de la ansiedad o el estrés por la apariencia del pene, problemas de pareja y problemas para concebir.

¿Qué tratamientos médicos existen?

En algunos centros aún se utiliza la cirugía, aunque cada vez con menos frecuencia dadas las complicaciones como el acortamiento peneano, las infecciones, las cicatrices y los queloides.

También se han intentado correcciones con medicamentos, pero los efectos no han sido satisfactorios. Los mejores resultados a la fecha se han obtenido mediante el tratamiento no invasivo con ondas de choque focalizadas de baja intensidad. En casos de placas fibrosas, las ondas de choque producen la “transdiferenciación” (transformación) de los fibroblastos (células rígidas) en miofibroblastos (células elásticas), y en caso de placas calcificadas, al estimular la revascularización promueven la reabsorción del calcio de las placas. Los resultados pueden ser monitoreados, además del seguimiento clínico, mediante elastografía 2D SWE cuali-cuantitativa.

¿Existen otras terapias en otras partes del mundo que no hayan llegado a nuestro país?

En nuestro país contamos con todas las opciones terapéuticas disponibles en la actualidad.

¿Existen distintas presentaciones de la enfermedad?

En los adultos, en general a partir de los 50 años, la fibrosis de los cuerpos cavernosos puede presentarse en forma difusa. En tales casos, si bien no se genera una curvatura patológica, las venas de los cuerpos cavernosos (venas helicinas) no pueden dilatarse durante la erección debido a la compresión externa que dicha fibrosis produce, ni siquiera con medicación vasodilatadora. Esta situación es responsable de la disfunción eréctil vasculo-fibrogénica. En tales casos, las ondas de choque son altamente efectivas y con resultados a largo plazo.

Otra causa frecuente de disfunción eréctil es la fuga venosa, la que también puede ser tratada en algunos casos con ondas de choque.

¿Se puede prevenir su aparición?

No hay descritas hasta el momento medidas de prevención frente a la aparición de la enfermedad de Peyronie.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario