Edición Impresa

Marzo registró un superávit comercial de u$s1.183 M

Analistas privados advirtieron que la mejora en el indicador se debe fundamentalmente a la caída de la actividad. Las exportaciones bajaron un 5% y las importaciones se desplomaron el 33% interanual.

El intercambio comercial durante marzo dejó un superávit de u$s1.183 millones y revirtió el resultado negativo de u$s554 millones de igual mes del año pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Durante marzo las exportaciones sumaron u$s5.136 millones, un 5% menos que el año pasado, debido a los menores precios, al tiempo que las importaciones alcanzaron u$s3.953 millones, con un retroceso del 33% interanual, por la baja de los valores y las cantidades compradas.

Con este resultado, el primer trimestre del año arrojó un superávit de u$s2.016 millones, lo que revirtió el resultado negativo de u$s2.373 millones de enero-marzo del año pasado.

Caída

“La desaceleración de la economía, junto con la inflación, propiciaron esta caída abrupta de los bienes importados, pero la depreciación de la moneda no generó el impacto esperado en las exportaciones a pesar de la subida del dólar”, sostuvo en un informe la consultora Abeceb.

La consultora detalló que los mercados de Medio Oriente y Sudeste Asiático son los que dinamizaron las ventas al exterior. Vietnam representó el 23,2% del superávit comercial mensual, con u$s274 millones, pero no fue el único país con el que Argentina incrementó sus exportaciones. Las ventas a China y Estados Unidos crecieron un 3,1% y 2,5%, respectivamente.

Por el lado de las exportaciones el único rubro que mostró crecimiento fue Combustibles y Energía (+6,4%). Las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) son las que más decrecieron (-8,9%), mientras que las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) también cayeron (6,5%).

El buen desempeño de los rendimientos productivos del maíz se trasladó en un mayor dinamismo en los embarques al exterior, a pesar de los menores precios internacionales del cereal.

Por su parte, el magro crecimiento de las exportaciones de soja en comparación a las esperadas se debe a demoras en la cosecha, la que se estima muy superior a la de la campaña previa.

Según Abeceb, por el lado de las manufacturas industriales, el material de transporte -donde el mayor peso corresponde a los vehículos automotores de pasajeros- evidenció en marzo un superávit comercial de u$s152 millones, significando un incremento de u$s670 millones con respecto al déficit de marzo de 2018.

La consultora Ecolatina, por su parte, advirtió que “la política errática del Gobierno nacional, la falta de previsibilidad sobre la evolución del tipo de cambio real -que una vez más parece ser una variable secundaria en un año electoral- y que parte del objetivo fiscal se intente alcanzar a través de una mayor carga impositiva para los exportadores y un freno a las mejoras en infraestructura no aportan perspectivas optimistas de cara al corto plazo”. Ecolatina señaló que “en cuanto la actividad económica comience a recuperarse, reaparecerán los viejos problemas y el déficit comercial no tardará en volver a manifestarse”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario