Explosivos pertenecían al arsenal del Ejército de Saddam

Mundo

Los explosivos usados en el atentado contra la sede de la ONU en Bagdad pertenecían a las fuerzas militares del derrocado gobernante iraquí Saddam Hussein, dijo hoy la cadena de televisión CNN.

"Esta no fue una bomba casera", señaló Tom Fuentes, quien encabeza a un grupo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en la pesquisa sobre el atentado que causó la muerte de al menos 24 personas, incluyendo el representante del organismo mundial en Irak, el brasileño Sergio Vieira de Mello.

Fuentes agregó que la bomba se elaboró con explosivos de uso militar y que no se precisaron grandes conocimientos para fabricarla.

El agente federal manifestó, en declaraciones hechas en Bagdad a la cadena, que el dispositivo detonado frente al cuartel de la ONU en la capital iraquí se fabricó con unos 500 kilos de municiones, incluyendo una bomba de 250 kilos, que formaban parte del arsenal de Saddam Hussein "durante la era soviética".

La investigación preliminar no ha determinado aún si se trató de un atentado suicida, pero Fuentes indicó a la cadena de televisión que el grupo investiga unos restos humanos encontrados en el cráter dejado por la explosión.

"No estamos seguros si esos restos humanos pertenecen al conductor del camión" en que fueron transportados los explosivos, dijo.

Hasta el momento, ningún grupo se ha atribuido el ataque, el más grave desde que el presidente de EEUU, George W. Bush, anunció el 1 de mayo pasado que habían concluido los combates de envergadura de la intervención militar en Irak.

"No sé quiénes son, no sé cuál es su causa y a qué Dios rezan. Pero lo que hicieron ayer (el martes) no sirve a su causa ni a su Dios", dijo el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan.

Dejá tu comentario