La inflación se desacelera en EEUU y Biden celebra: "Son buenas noticias para las vacaciones"

Mundo

El presidente estadounidense destacó la caída en el valor de octubre. Sin embargo, admitió que se tardará en volver a niveles normales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró el martes la reducción de los precios de la gasolina, la ropa y los electrodomésticos como "buenas noticias para la temporada de vacaciones", pero también dijo que la inflación tardará en volver a niveles normales.

Biden, en declaraciones en las instalaciones de semiconductores de SKI Siltron CSS en Bay City, Michigan, dijo que seguía "muy centrado" en la lucha contra la inflación exacerbada por las interrupciones de la cadena de suministro y la guerra de Rusia en Ucrania, mientras trabajaba para crear más puestos de trabajo bien remunerados en la producción.

"La inflación en las tiendas de comestibles, gracias a Dios, está empezando a disminuir. Los precios de cosas como la ropa, los televisores y los electrodomésticos están bajando. Eso son buenas noticias para la temporada de vacaciones", dijo Biden, señalando que los costos para los productores también estaban bajando.

Aunque los precios de la gasolina han vuelto a sus niveles de antes de la guerra, habiendo bajado 1,50 dólares por galón desde su pico este verano y continuando su descenso, Biden dijo que era necesario avanzar más.

"Aunque estos precios son más bajos, no son lo suficientemente bajos", dijo. "Va a llevar tiempo devolver la inflación a niveles normales... estamos muy centrados en eso".

Octubre con el menor aumento

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó a principios de este mes de que los precios al consumo en Estados Unidos aumentaron un 7,7% en octubre con respecto al año anterior, el menor aumento registrado desde enero.

A nivel mensual, el IPC aumentó un 0,3%, con lo cual reportó una caída luego de las subas mensuales del 0,6% tanto en agosto como en septiembre.

Los precios podrían volver a dispararse si los sindicatos rechazan un posible acuerdo contractual con los ferrocarriles estadounidenses, ha advertido la Casa Blanca, pero Biden no planteó la cuestión durante sus declaraciones.

El presidente demócrata hizo alarde de ser partidario de los sindicatos, pero no abordó las críticas de que traicionó a los trabajadores al respaldar una medida del Congreso que bloquearía una posible huelga ferroviaria.

Dejá tu comentario