Rusia bombardeó una ciudad estratégica y Ucrania atacó con drones una refinería

Mundo

El ejército ruso atacó con cañones y misiles la ciudad de Lysychansk, al este de Ucrania. Desde Kiev respondieron con un ataque a una refinería petrolera en territorio ruso. 

Rusia bombardea "masivamente" Lysychansk, una ciudad estratégica del este de Ucrania, que resistirá "el tiempo que sea necesario", afirmó el miércoles el gobernador regional, la víspera de una cumbre de la Unión Europea (UE) que podría otorgarle a este país el estatuto de candidato al bloque. Desde Kiev respondieron con un ataque a una refinería petrolera en territorio ruso.

"El ejército ruso bombardea masivamente Lysychansk con cañones, misiles, bombas aéreas, lanzamisiles (...). Destruyen todo", dijo Serguéi Gaidai, gobernador de la región de Lugansk, en la cuenca minera del Donbás.

Además, el ejército ruso ya ocupa las dos terceras partes de Severodonetsk, separada de Lysychansk por el río Donets.

"Nuestros chicos mantienen sus posiciones y seguirán manteniéndose el tiempo que sea necesario", dijo Gaidai, agregando que Severodonetsk vivía "un infierno".

Un representante de los separatistas prorrusos que controlan parte del Donbás desde 2014 afirmó que el cerco sobre las fuerzas ucranianas se estaba cerrando en las dos ciudades gemelas. "Muy pronto, los grupos [ucranianos] en Lysychansk y Severodonetsk serán rodeados", dijo Andréi Marochko a la televisión estatal rusa.

En Lysychansk, un ataque ruso dejó un enorme boquete en una comisaría y dañó un bloque de apartamentos cercano, indicaron reporteros de la AFP. Las autoridades reportaron que 20 policías resultaron heridos.

El ministerio ruso de Defensa se atribuyó un ataque en Mikolaiv, más al sur, que dejó varios soldados ucranianos muertos.

El bombardeo alcanzó dos empresas, una escuela y provocó un incendio, según el alcalde de esta localidad ucraniana, Oleksandr Senkevuch.

ataque a refineria rusa.mp4

Las autoridades rusas afirmaron que dos drones ucranianos habían bombardeado una refinería de petróleo en la región rusa de Rostov, fronteriza con Ucrania, sin causar víctimas.

Una de las más grandes refinerías petroleras de Rusia meridional en llamas, luego de ser atacada por dos "drones de Kiev", corre el riesgo de alimentar una nueva escalada del conflicto, el ataque denunciado por Moscú a la instalación de Novoshakhtinsk, en la región de Rostov, a pocos kilómetros del confín ucraniano.

drone de ucrania.mp4

Una dinámica aún bajo investigación, la que llevó a los vehículos sin piloto que recorrían el establecimiento a estrellarse, como se observa en un video difundido en las redes sociales. Lo que alimenta las sospechas es el hecho de que la refinería es de propiedad de una empresa ligada a Oksana Marchenko, la esposa del oligarca ucraniano filorruso Viktor Medvedchuk, arresado en Ucrania bajo el cargo de alta traición.

Para Rusia es uno de los golpes más duros también en el plano simbólico, vista la permeabilidad engañada de su sistema de defensa aérea. Según el gobernador de Rostov, Vasily Golubev, en el área se encontraron "restos de los drones" y, después de un par de horas en las cuales las actividades de la refinería fueron bloqueadas, el incendió fue apagado.

Temas

Dejá tu comentario