Separadas por el nazismo, madre e hija se encontraron tras 71 años en Italia

Mundo

Una mujer alemana de 71 años ha logrado localizar a su madre, una italiana de 91 años que fue sometida a trabajos forzados por los nazis, a través del Servicio Internacional de Búsqueda (ITS), con sede en Bad Arolsen (oeste de Alemania).

Más de 70 años después del caída del Tercer Reich, fuentes del ITS informaron del emotivo reencuentro, que se materializó el pasado fin de semana en Novellara, la localidad italiana donde vive la madre, en medio de una pequeña celebración familiar.

La alemana, Margot Bachmann, residente en la región de Fráncfort (oeste), nació en 1944 cuando su madre fue encerrada en un campo de concentración y embarazada por un soldado del Ejército nazi.

La niña creció en el seno de la familia del soldado y, varias décadas después, presentó la solicitud de búsqueda de su madre al ITS, con la que finalmente se localizó a Gianna, su madre, en esa pequeña localidad del norte de Italia.

"Nunca hubiera esperado que algún día podría abrazarla. Ahora estoy feliz, sabiendo que está bien y que pude conocerla", declara la mujer, a través del comunicado.

"Querida mamá, mi nombre es Margot Bachmann y soy tu hija, nacida el 25 de octubre de 1944 en Heidelberg. Toda mi vida le pregunté a mi familia sobre tí, sin recibir ninguna respuesta. Quiero ir y encontrarte, así puedo abrazarte una vez más. Estoy inmensamente feliz de poder conocerte finalmente" escribió Bachmann tal cuenta el diario Washington Post.

El encuentro tuvo lugar en presencia de representantes del TS y de la Cruz Roja Italiana, así como algunos familiares de ambas partes.

"Quería saber cómo era mi madre. Ver si nos parecemos, por su aspecto actual o por sus fotos de entonces", prosigue Margot Bachmann, en el texto difundido. Según cuenta el diario estadounidense, la mujer encontró el nombre de su madre en la partida de nacimiento tras la muerte de su padre.

Su madre, nacida en 1924, había sido confinada por los nazis en un campo de concentración y obligada a trabajar en un taller de técnica militar.

De acuerdo con la recomposición de los hechos del ITS, se enamoró ahí de un soldado, quedó embarazada y en octubre de 1944 dio a luz a su hija, que le fue arrebatada dos meses después y puesta bajo custodia del departamento de Asuntos Sociales y Juventud del régimen nazi.

Tras la caída del nazismo, la madre regresó a Italia, convencida de que tanto el padre como la niña habían muerto, sin saber que el soldado en realidad estaba casado.

La familia paterna recogió a Margot del orfanato a cuya custodia la dejaron los nazis y creció junto a siete hermanos en el seno de una nueva familia en la que era un tabú hablar de su madre biológica.

La única pista que tenía de ella era que se trataba de una italiana y, a la muerte del padre, ya adulta, se puso en contacto con el ITS para encontrarla.

Para entonces había localizado, con ayuda de sus hijas, el certificado de bautismo en que constaba el nombre de la madre, con lo que empezó el búsqueda a través del mencionado servicio.


"Lo ocurrido roza el milagro", apunta en el comunicado Friederick Scharlau, miembro del ITS, quien acompañó a Margot y parte de su familia a Novellara.

El ITS fue fundado antes incluso de terminar la Segunda Guerra, con el propósito de localizar a familiares separados por el conflicto, desaparecidos o muertos.

En sus archivos se conservan documentos rescatados de los antiguos campos de exterminio y concentración nazis, así como listados de los millones de personas utilizados como trabajadores forzosos por las empresas colaboradoras del Tercer Reich.

Dejá tu comentario