Siria, un éxodo sin techo aparente: hay casi 215 mil civiles en países vecinos

Mundo

El horror de Siria no es sólo para los que quedan, que aguardan temerosos la siguiente masacre, la próxima pérdida u otro hecho inenarrable y por generaciones futuras imborrable, sino que ese horror acompaña también a los que decidieron -y pudieron- cruzar fronteras y dejar su ensangrentado país.

El lunes algunos datos difundidos por ACNUR (Agencia para Refugiados de Naciones Unidas) sobre las correntadas de sirios que desesperadamente escapan de la crueldad insaciable del régimen de Al Asad, revelan la densidad de esa guerra civil y la escalada, sin techo por ahora, en la crisis humanitaria que esos números traducen. 

Según ACNUR, llegan a 214.120 los sirios que se registraron buscando refugio en Jordania, Irak, Líbano y Turquía. Sin embargo, los expertos calculan que esa cifra podría ya estar superando el doble debido al caótico éxodo de los últimos días y que por temor a represalias en caso de reingresar a Siria, muchos de ellos no documentan su ingreso en esos países vecinos. 

Turquía es, desde que comenzó el conflicto a principios de 2011, el país que más refugiados ha recibido. Son 85.000 los sirios registrados en los nueve campamentos de refugiados que tiene hoy el gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

Aunque a principios de agosto, la preocupación de Ankara era que la oleada de exilados superase la infraestructura humanitaria turca, preparada para recibir hasta 100.000 personas, hoy, y a pesar de que se están agregando cinco nuevos campamentos a los ya existentes, la situación es de desborde.

De acuerdo a Harriyet News, mientras cerca de 10.000 sirios el lunes esperaban en la frontera para ingresar a Turquía, el gobierno de Erdogan alistaba a toda velocidad escuelas, clubes deportivos y dependencias estatales para recibir, en improvisados campamentos, a esa nueva oleada. 

Mientras se alistan esos nuevos campamentos, la organización turca Red Crescent está llevando de otro lado de la frontera comida y ayuda a los refugiados que aguardan para ingresar al país.

"El incremento en la cantidad de sirios que entran a Turquía es dramática: comparado con las semanas previas, en las que el flujo diario era de 400-500 personas, en las últimas dos semanas hemos registrados picos de hasta 5.000 que cruzan la frontera en un mismo día", dijo Melissa Fleming, vocera de la ACNUR. 

Esa misma agencia de Naciones Unidas calcula que más temprano que tarde y junto con la radicalización del conflicto armado, la cifra de sirios refugiados en Turquía podría superar los 200.000.

El sombrío pronóstico conlleva, además, otras apreciaciones por parte de ACNUR: "existe un alarmante y creciente número de niños no acompañados por sus padres que está ingresando a los campamentos"; "los refugiados provenientes de la provincia de Deraa (sur de Siria) denunciaron sufrir bombardeos y ataques aéreos (por parte de las fuerzas de Al Asad) mientras cruzaban la frontera". 

Al mismo tiempo, el gobierno en Ankara trata de adecuarse a la velocidad que viene tomando la profundización del éxodo sirio. Así como a principios de agosto el canciller Ahmet Davutopedía a la comunidad internacional que ayudase a Turquía con los refugiados -"no estamos preparados para asistir a más de 100.000", decía-, el lunes no sólo reiteró ese pedido de cooperación sino que Naciones Unidas crease una "zona de seguridad" dentro de Siria para albergar a refugiados. 

Este viernes en Nueva York, Davutohará ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una presentación sobre el impacto humanitario de la crisis de Siria. Están invitados, además de los miembros permanentes y rotativos del Consejo, los países vecinos afectados. 

En cuanto a Jordania, otro de los vecinos de Siria, la situación es tan acuciante como en Turquía. Se estima que superan los 70.000 los sirios que cruzaron a Jordania: de ellos, 10.200 lo hicieron sólo la semana pasada, lo que revela el agravamiento de la crisis.

Por su parte, Líbano (de acuerdo a la ACNUR) lleva registrados 54.142 sirios, mientras que Irak ya recibió a 16.000. Por ultimo, el gobierno en Ankara ya tiene registrada otra cifra: u$s 300 millones. Es el costo, hasta hoy, de la ayuda humanitaria turca hacia los refugiados que vienen de Siria.

Dejá tu comentario