Horroriza a Uruguay el caso de un preso torturado y abusado por sus compañeros

Mundo

La víctima, que además presenta un cuadro de desnutrición, fue sometida por 40 días. El gobierno calificó lo ocurrido de "vergüenza".

El caso de un recluso que fue secuestrado y brutalmente abusado por compañeros de celda en Uruguay genera "vergüenza", dijo este lunes el ministro del Interior uruguayo, Luis Alberto Heber, en medio de una polémica por la situación carcelaria en el país.

"Venimos a hacernos cargo de esta situación. Es una situación que duele. Nos da vergüenza que en nuestro país pueda suceder un caso" así, dijo el ministro en conferencia de prensa.

El caso se conoció la semana pasada a través de denuncias periodísticas luego confirmadas por el propio Ministerio del Interior (MI).

En un comunicado, la cartera informó que, el jueves en la tarde, un recluso de 28 años fue trasladado a Enfermería con un cuadro de desnutrición.

"De las primeras averiguaciones se pudo saber que esa persona habría sido extorsionada y maltratada por parte de uno o más compañeros de celda durante varios días", agregó.

Según versiones periodísticas, el recluso fue torturado, privado de comida y abusado sexualmente durante al menos 40 días.

El ministerio destacó que la situación del interno se desconocía "a pesar de que semanalmente los policías recorren el módulo revisando el estado de las rejas".

Heber calificó la situación como "altamente preocupante" e informó que cesó al director encargado del módulo en el que se encontraba el recluso en Montevideo. Asimismo, la cartera dispuso una investigación interna y presentó una denuncia ante la Fiscalía.

En tanto, el comisionado parlamentario para las cárceles, Juan Miguel Petit, declaró que el hombre "estaba con un estado de estrés postraumático parecido al de un náufrago o alguien que vive una penuria extrema".

Petit, quien viene denunciando desde hace años la violencia y las condiciones insalubres dentro del sistema penitenciario, aseguró que se trata de "un grave problema estructural que tiene Uruguay, una falla estructural catastrófica" que trasciende a los distintos gobiernos.

Tras una recorrida por varios centros de detención en 2018, el Subcomité de Naciones Unidas para la prevención de la tortura señaló que las condiciones de vida en algunas cárceles uruguayas son "deplorables e insalubres".

Temas

Dejá tu comentario