"La tarea más importante es saber manejar la ansiedad de la gente"

Municipios

Hijo de un reconocido pediatra del pueblo, el jefe de distrito logró dar vuelta la referencia. “En un momento de mi vida me fui a vivir tres años a Chile tratando de encontrar mi identidad, de dejar de ser el hijo del doctor. Ahora resulta que para algunos él es el padre del intendente”, dice, entre risas, Nanni, quien antes de ingresar en política tuvo hostería, carnicería, pet shop y hasta un criadero de pollos.

Periodista: ¿Con qué municipio te encontraste una vez que entraste en funciones?

Diego Nanni: Con un municipio ordenado en cuanto a sus números, pero con la certeza de que se necesita una readaptación para la nueva realidad. En estos momentos es muy necesaria la interacción con la provincia para estar a la altura de las circunstancias. No somos de los municipios que corrieron riesgos para pagar sueldos, pero tuvimos que ponernos al día para sostener la calidad de lo que ofrecemos.

P.: ¿Qué te piden los vecinos en la calle?

D.N.: La gente está preocupada y hundida en problemas sociales y laborales. Con un panorama de mucha expectativa. La tarea más importante de los intendentes de hoy es manejar la ansiedad de la gente porque todos necesitan una respuesta inmediata y eso te lleva a tener que moverte rápido. El tema salud lo tenemos resuelto. Y es importante. Pero tenemos comercios cerrados y una inseguridad que brotó después del cambio de Gobierno en un distrito que es una burbuja.

P.: ¿Cuál es el aporte personal que querés imprimirle al municipio?

D.N.: Me encantaría resolver el tema de la disposición de la basura, ir por el medio ambiente. También me interesa darles facilidades a las pymes y a las empresas para que se instalen aquí. Es imprescindible que Exaltación tenga de acá a cuatro años cerca de 15 empresas abiertas. Y por esto también tenemos que tener una oferta educativa fuerte. Me encantaría tener una universidad en nuestra ciudad.

P.: ¿Y por qué deberían elegir Exaltación de la Cruz?

D.N.: Estamos en un lugar estratégico que puede favorecer a cualquier desarrollo industrial. Acompañamos el crecimiento de lugares como Pilar. Estamos cerca y lejos de la Capital y acá se impone tranquilidad. Eso hace que la gente venga a radicarse porque, además, hay una realidad económica. En la ciudad vendés un departamento de dos ambientes y con es plata acá construís una casa con verde. Tenemos un hospital para 70 mil habitantes. Y encima generamos que la gente se quede porque les damos salud de alta complejidad y seguridad para sus hijos ya que no tenemos hechos violentos. Venir a Exaltación es hacer un viaje en el tiempo en Capilla del Señor y respirar toda la naturaleza en Cardales.

P.: ¿Cómo analizás los primeros meses de Kicillof y de Alberto Fernández?

D.N.: Veo en Axel un proceso de transformación de un tipo metódico y formado en economía a lo que es un rol de gobernador. Y lo veo cómodo, abierto y receptivo. Cuando recorrió toda la provincia nos dio la pauta que tenía el liderazgo que necesitábamos. Y al mes y medio de haber asumido vino a inaugurar el jardín maternal. Eso para los vecinos es mucho. La llegada de Alberto destrabó mucho desde el armado político. No era el candidato que pensábamos, pero una vez que estuvo lo elegimos todos. El panorama es complicado, pero veo en él una actitud de recomponer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario