DogeDay: cómo los seguidores de Dogecoin llevaron la criptomoneda a un nuevo récord

Negocios

Los Dogecoiners, los seguidores de la criptomoneda en las redes sociales, usaron etiquetas para lograr un nuevo impulso.

Finalmente, el 20 de abril tuvo algo especial para Dogecoin y su cotización alcanzó un nuevo récord este martes, con una capitalización de mercado superior a los u$s50.000 millones, después de que sus seguidores en las redes sociales usaron etiquetas para impulsar un repunte de la criptodivisa.

El aumento del 8.000% en lo que va de año ha hecho que Dogecoin, que se lanzó como una crítica satírica al frenesí de las criptodivisas de 2013, supere a otras más usadas, como Tether, y se convierta en la quinta más grande.

Si bien Dogecoin, cuyo logotipo muestra un perro Shiba Inu en el centro de un meme, representa solo una fracción del valor de 1 billón de dólares del bitcoin, puede negociarse en las bolsas de criptomonedas y en las aplicaciones de inversión más populares.

"El rally de Doge representa una convergencia interesante", dijo Diana Biggs, directora general de la criptoempresa Valour, después de que el precio de dogecóin se multiplicó por más de cinco en la última semana hasta alcanzar un récord de u$s0,42.

"Una moneda meme creada como una broma para los primeros adoptantes de criptomonedas, cuya comunidad encontró este tipo de cosas divertida, encuentra ahora una nueva generación de inversores minoristas para quienes los memes son un lenguaje primario", añadió.

Los seguidores utilizaron los hashtags #DogeDay y #DogeDay420 para publicar memes, mensajes y vídeos en Twitter, Reddit y TikTok, en referencia a la festividad informal del 20 de abril para celebrar el cannabis.

"¡¡¡DAME ESE LAMBO, DOGECÓIN!!! #DogeDay", tuiteó uno, refiriéndose al coche Lamborghini popular en el ambiente criptomonetario.

La suba se ha producido en medio de un aumento de las operaciones en línea de acciones y criptomonedas por parte de inversores minoristas, atrapados en casa con dinero extra debido a la pandemia de COVID-19, pero no ha coincidido con un crecimiento del uso para pagos o en el comercio.

La misma tendencia ha impulsado un auge en el uso de aplicaciones de comercio en línea como Robinhood, y también campañas en redes sociales que impulsaron a las acciones de GameStop Corp, enfrentando a pequeños inversores con los fondos de cobertura a principios de este año.

Al igual que otras criptodivisas, el precio de Dogecoin está muy influenciado por los usuarios de las redes sociales, incluido el jefe de Tesla, Elon Musk, cuyos tuits sobre la criptomoneda en febrero hicieron que su precio se disparara más del 60%.

Mientras tanto, para Bitcoin es otra jornada de inestabilidad, luego de un fin de semana en que liquidó posiciones por un valor de casi u$s$ 10.000 y en solo minutos pasó de u$s59.000 a u$s52.000.

Hace solo una semana había alcanzado el récord en su cotización al superar los u$s63.700, lo que representó un aumento de 114% desde el inicio del año, en la víspera de la salida a bolsa de Coinbase, una de las mayores plataformas de criptomonedas.

Hasta octubre de 2020 el precio del Bitcoin oscilaba en los u$s15.000 y nunca había superado los u$s20.000.

La demanda de inversores tradicionales por Bitcoin así como la adopción de grandes bancos y fondos como JP Morgan, Morgan Stanley, Goldman Sachs y Blackrock, que anunciaron que ofrecerán a sus clientes la posibilidad de comprar fondos especializadas en criptomonedas a sus clientes, está haciendo crecer al mercado de una forma exponencial.