Qué hay detrás del plan de Netflix para ofrecer videojuegos

Negocios

Los juegos aparecerán junto con la tarifa actual como un nuevo género de programación, similar a lo que hizo Netflix con los documentales o especiales de stand-up.

Netflix se prepara para dar su primer gran paso más allá de las series y las películas. A través de la compañía estadounidense Bloomberg, dieron a conocer nuevos detalles del proyecto de la plataforma para adentrarse en el terreno de los videojuegos.

Este gran salto no supondrá un costo extra para los suscriptores de Netflix, aunque sí se puede entender este movimiento como estrategia para justificar el incremento de precios. Aunque recién está incursionando en esta industria, Netflix no la tendrá fácil, ya que empresas como Google, Amazon o Apple también le están haciendo lugar a los videojuegos.

Para liderar este movimiento, Netflix contrató a Mike Verdu, antiguo ejecutivo de Electronics Arts y Facebook, donde trabajó en sagas como 'Los Sims', 'Plants vs. Zombies' y juegos de Star Wars, además de ser el director creativo de Zinga y responsable de juegos para Oculus.

Según describe Bloomberg, el objetivo de Netflix es empezar a ofrecer videojuegos dentro de su propia aplicación a partir del año que viene. En vez de una app propia, la idea de Netflix es concentrarlo todo en la misma herramienta que sus usuarios ya tienen instalada. De manera equivalente a las secciones de documentales o películas, los videojuegos tendrán su propia sección.

Durante los próximos meses, Netflix empezará a crear un equipo centrado en los juegos. Se prevé que Netflix no solo los distribuya, también se convertirá en desarrollador, previsiblemente aprovechando la licencia de algunas series propias como 'Stranger Things' o 'Bandersnatch', que en su día abrió la puerta al contenido interactivo dentro de la empresa de entretenimiento.

El movimiento de Netflix con los juegos también le servirá para diferenciarse de sus actuales rivales como HBO, Prime Video o Disney+, que por el momento no ofrecen videojuegos.

La decisión de Netflix de apostar por los videojuegos no tienen nada que ver con atraer a la juventud, sino con ampliar su número de abonados y proporcionar una nueva fuente de ingresos.

En su informe de resultados del primer trimestre de 2021, Netflix informó de una ralentización en el crecimiento de suscriptores, con un total de 3,98 millones de nuevos netos en todo el mundo. Se estimaba que el proveedor de streaming sumaría seis millones de nuevos suscriptores (aunque los ingresos superaron las previsiones de Wall Street). Netflix citó la caída de los contenidos originales causada por la pandemia como causa del escaso crecimiento. En cambio, durante el primer trimestre de 2020, al inicio de la pandemia, Netflix sumó 15,8 millones de nuevos abonados netos en todo el mundo.

Durante la pandemia, los videojuegos registraron un fuerte crecimiento de los ingresos que se espera que continúe en los próximos años. En pocas palabras, los videojuegos se han convertido en la categoría de entretenimiento de más rápido crecimiento, con unos ingresos superiores a los de las industrias del cine y la música juntas.

Se espera que los contenidos de videojuegos provengan tanto de la propiedad intelectual de Netflix como de otros estudios independientes. En el pasado, Netflix ha producido varios programas basados en videojuegos, como Castlevania, Dragon's Dogma, Minecraft: Story Mode y The Witcher, y se esperan más en 2021 y 2022. Además, Netflix ha concedido en el pasado la licencia a desarrolladores externos de varios juegos basados en su popular programa Stranger Things. Netflix también ha producido una versión interactiva para el final de la serie de la comedia The Unbreakable Kimmy Schmidt y un "elige tu propia aventura" con la película interactiva Black Mirror: Bandersnatch. Sin duda, Netflix ha manifestado un gran interés por el entretenimiento interactivo.

No queda claro todavía cómo se ofrecerán a los suscriptores. Hay varias alternativas, desde ser contenidos interactivos como una especie de 'Bandersnatch' hasta permitir descargar el juego directamente en la memoria del dispositivo.

Sin embargo, la opción más factible es recurrir al juego en la nube, como ya hace Google con Stadia o Microsoft con xCloud Gaming. Ahí tendrá grandes competidores y habrá que ver hasta qué punto el catálogo de Netflix es suficiente fuerte como para tener su propio espacio o simplemente queda en un nuevo añadido.

Dejá tu comentario