Las conversaciones potencian los negocios y ayudan a lograr resultados

Negocios

No sólo las estadísticas muestran indicadores favorables para el conversational commerce sino también las experiencias de los consumidores.

Para contextualizar, cuando hablamos de comercio conversacional en ámbitos de negocio, nos referimos a las transacciones que se realizan a través del uso de diversos medios de conversación atravesados por la tecnología, cuyos típicos ejemplos suelen ser WhatsApp y Facebook o Instagram messenger entre otros. Estas herramientas han potenciado su crecimiento y los números lo avalan:

  • Resultan una de las tendencias de crecimiento más importantes del 2020, y particularmente en América Latina, las personas utilizamos este tipo de mensajería para obtener información de productos o servicios 1,43 veces más altos que el promedio mundial (según un estudio realizado por Facebook Inc).
  • Según PWC Global, se incrementó el uso de este tipo de conversaciones a nivel mundial en el orden del 58%, habiendo llegado para quedarse como hábito en más del 90% de los usuarios.
  • Otras estadísticas indican que el 79% de los consumidores prefieren los chats en porque ofrecen respuestas instantáneas y, además, tienen la tasa de satisfacción del consumidor más alta con un 92% (J.D. Power).

Las empresas y la conversación de con sus clientes (potenciales y actuales)

Entendiendo lo relevante que es para los consumidores recibir información (idealmente en tiempo real), que agregue valor y refleje cierto acompañamiento durante el proceso de toma de decisiones, es que la profesionalización en el uso de estos canales de comunicación nos permitirá poder destacarnos de la competencia.

Es entonces aconsejado mantener el contacto con aquellos prospectos que de una u otra forma hayan mostrado interés en nuestra oferta de productos o servicios, manteniendo el contacto a través de tips, consejos, experiencias de otros clientes, etc.

Será el objetivo principal trabajar sobre lograr alcance (llegar al target definido), potenciar el vínculo empresa-cliente, y lograr idealmente recordación dentro de las primeras opciones de compra para impactar en el resultado esperado del negocio y consecuente del proceso: traducir los esfuerzos en ventas.

El proceso planteado, no solamente busca seguir un camino lógico e intuitivo, sino que se basa en experiencia profesional del autor, así como el respaldo empírico de las estadísticas: volver a contactar 3 veces a los posibles clientes, aumentan un 45% el cierre de ventas. Incluso estudios analizaron que el 60% de los clientes dice “no” entre 3 y 4 veces antes de decir “sí”.

Director de www.madiba.me

Dejá tu comentario