Incertidumbre económica ante nuevas medidas cambiarias

Opiniones

La marcha de los acontecimientos durante las próximas semanas permitirá verificar si las medidas adoptadas por el Banco Central logran los resultados deseados en materia de normalización del mercado cambiario.

El martes 15, en el marco de un sostenido proceso de pérdida de sus reservas internacionales (las mismas han caído casi u$s2.700 millones en lo que va de este año, hasta alcanzar actualmente un mínimo de u$s42.494,6 millones), el Banco Central de la República Argentina introdujo modificaciones en el marco normativo que rige el mercado cambiario.

En síntesis, y con el propósito de garantizar las divisas que permitan la recuperación económica, el BCRA anunció cuatro medidas. Por un lado, un mecanismo de percepción a cuenta del pago del Impuesto a las Ganancias y a los Bienes Personales del 35% para las operaciones de compra de moneda extranjera y los consumos en dicha moneda con tarjetas de débito y crédito (ya instrumentado por AFIP).

En el mismo sentido, otra medida fue el mantenimiento del cupo de venta de US$ 200 mensuales para personas humanas con fines de atesoramiento y gastos con tarjetas (si bien con mayores restricciones de acceso). Se extendió a 15 días del plazo mínimo de tenencia (el denominado “parking”) para las transferencias receptoras de títulos valores desde el exterior para su liquidación en moneda local (ya implementado por CNV).

Y, a su vez, se determinó la reestructuración obligatoria de las deudas financieras en moneda extranjera del sector privado con vencimientos de capital que se produzcan entre el 15/10/2020 y el 31/03/2021, para aquellos deudores que exhiban vencimientos de capital superiores a u$s1 millón por mes (lo que incluye a las emisiones de títulos de deuda en moneda extranjera registrados en el país).

La reestructuración citada debe prever una cancelación no mayor al 40% de la deuda correspondiente en sus plazos originales, y la refinanciación del monto remanente a un plazo promedio de dos años.

Incertidumbre y expectativa

Las reacciones del mercado ante la mencionada batería de medidas fueron negativas: disminuyeron los precios de los títulos soberanos argentinos poscanje (lo cual implicó la suba del riesgo país), cayeron los precios de las acciones de empresas argentinas tanto localmente como en el exterior, y subieron las cotizaciones de los dólares MEP y CCL (lo cual determinó el incremento de la brecha cambiaria).

Dicha situación se explica por el hecho de que, más allá de la eventual reducción de la demanda de divisas que las referidas medidas puedan generar, existe el temor de que las mismas produzcan el deterioro de su oferta, sea por la retracción de la inversión extranjera directa como por el desincentivo a las exportaciones (las cuales, de acuerdo con los lineamientos del proyecto de Presupuesto Nacional 2021, se espera que aumenten un 8,5% por sobre el nivel del año en curso).

Por otro lado, la ya aludida reestructuración obligatoria de las deudas financieras posee el potencial de desencadenar serias consecuencias legales sobre las empresas alcanzadas, en caso de no arribarse a acuerdos satisfactorios entre las partes involucradas.

La marcha de los acontecimientos durante las próximas semanas permitirá verificar si estas medidas logran los resultados deseados en materia de normalización del mercado cambiario o si, en cambio, se hace necesario introducir nuevas modificaciones que aseguren su adecuado funcionamiento.

Director de Finanzas Corporativas de SMS – San Martín, Suarez & Asociados

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario