La nueva era de los unicornios

Opiniones

2021 ya registra un récord anual con el surgimiento de 291 unicornios nuevos. Cómo aprovechar esta ola de innovación para combatir la desigualdad de género en el emprendedorismo.

Fue una mujer, Aileen Lee, la fundadora de Cowboy Ventures, quien en 2013 usó por primera vez el término unicornio para hacer referencia a un emprendimiento que obtiene una recaudación de 1.000 millones de dólares en sus rondas de inversión. Hoy los unicornios copan las tapas de los diarios y, en lo que va de este año, las startups de todo el mundo recaudaron 157% más dinero que en el mismo período del año pasado. Según Crunchbase, hasta el 15 de julio se registraron 291 unicornios nuevos, que superan a los 175 de 2020.

Una crisis sin precedentes trae oportunidades sin precedentes. La pandemia forzó a la mitad del planeta a migrar al mundo virtual como un plan de contingencia y esa digitalización aceleró la materialización de las ideas. En este escenario nacieron emprendimientos más rentables, innovadores y escalables que nunca - en tiempos record. El informe Tecnolatinas 2021, realizado por el IDB y Surfing Tsunamis, demuestra que el tiempo para lograr una valoración 1.000 millones de dólares ha disminuido considerablemente gracias a las tecnologías y soluciones digitales en la nube, así como a los ecosistemas más maduros. Esto, combinado con la reorganización del talento y el nuevo mapa de oportunidades, crea un terreno fértil para el surgimiento de novedosos emprendimientos que transformarán el futuro.

Latinoamérica es cuna de grandes emprendimientos, y los inversores lo saben. La inestabilidad económica que caracteriza a la región, sumada a la creciente penetración de internet, estimula la resiliencia y la innovación. En la región hay por lo menos 23 unicornios. Según el informe Tecnolatinas 2021, estamos frente a una revolución de startups en América Latina y el Caribe: los emprendedores latinoamericanos están demostrando una visión de clase mundial, habilidades comerciales y valor.

TransparentBusiness, la plataforma para gestionar el trabajo remoto que creamos en 2012 y creció exponencialmente debido a que la mitad del planeta migró a este modelo de trabajo, alcanzó el año pasado la categoría de unicornio. Es innegable que el contexto benefició nuestra propuesta, como también la de muchos otros emprendimientos de tecnología que hoy por hoy obtienen una mayor financiación, pero también fue importante pensar distinto.

Para obtener financiamiento, usamos un modelo de financiamiento conocido como Oferta Privada Global, que permite a las compañías privadas ofrecer acciones a inversionistas individuales antes de salir a cotizar en bolsa. Nuestra experiencia de éxito con este modelo de equity crowdfunding nos permitió cumplir nuestras metas sin tener que buscar capital tradicional, y además fue la inspiración para crear el programa de negocios Unicorn Hunters, donde presentamos emprendimientos innovadores con potencial para convertirse en unicornios con la misma herramienta de capitalización. No tengo dudas de que muy pronto tendremos algún/a participante de Argentina.

La manada de unicornios latinos crece, pero aún subsisten muchos desafíos, sobre todo para las mujeres, porque la desigualdad de género en el emprendedorismo es un fenómeno mundial. En 2020, las startups lideradas por mujeres en América Latina no recibieron ni un dólar de los 4.4 mil millones de dólares invertidos en emprendimientos latinos y, a nivel global, apenas recibieron un 2.3% del capital de riesgo.

Yo soy emprendedora, y mujer, y latinoamericana, la primera en liderar un unicornio gracias a una estrategia de financiamiento innovadora, con la que pude levantar más de $40 millones de más de 4.000 inversores en más de 100 países. Y ahora quiero compartir con otras emprendedoras cómo lo hice para animarlas a romper el techo de cristal. Porque este es un momento clave para que mujeres emprendedoras creen empresas que cambien el mundo y generen valor. Venimos mejor preparadas, producimos más y las estadísticas lo avalan: generamos el doble de ganancias y armamos equipos más diversos y creativos.

Según lo indica el BID, estamos ante una oportunidad única para que los inversionistas internacionales financien la recuperación económica de América Latina y el Caribe a través de las mujeres. No podemos dejar pasar esta oportunidad.

Cofundadora de TransparentBusiness.

Productora ejecutiva de Unicorn Hunters

Temas

Dejá tu comentario