Coronavirus en EEUU: plasma en pacientes redujo mortalidad en 57%

Lo difundieron investigadores, que aunaron evidencias de distintos estudios en un preprint. Esta estrategia, que se realiza en Argentina en el marco de ensayos clínicos, es rápida y con mínimas molestias para el donante

El plasma de pacientes recuperados de coronavirus y transfundido a pacientes hospitalizados redujo la tasa de mortalidad en aproximadamente un 57% en Estados Unidos, informó un equipo de investigadores.

Esta estrategia, que también se emplea en Argentina y que recientemente fue declarada de Interés Sanitario en la Ciudad de Buenos Aires, es rápida y con mínimas molestias para el donante.

Una vez realizada la extracción, se separa el plasma de otros componentes de la sangre como lo son los glóbulos rojos, blancos y plaquetas con un equipo de plasmaféresis, que luego serán devueltos al donante sin el plasma, que se regenera en 48 horas aproximadamente.

"Los resultados favorecen la eficacia del plasma convaleciente como agente terapéutico Covid-19", escribieron los investigadores, que están trabajando con el apoyo del gobierno federal estadounidense para estudiar el plasma en pacientes con coronavirus.

El equipo analizó todos los estudios que pudieron encontrar sobre el enfoque, que se ha utilizado en epidemias durante años.

Según los investigadores, la sangre de los sobrevivientes de la enfermedad está cargada de anticuerpos y otros compuestos del sistema inmune que pueden impulsar una respuesta inmune a una infección nueva. Es un enfoque relativamente económico y de baja tecnología.

"Todos los estudios incluyeron pacientes con Covid-19 grave o potencialmente mortal", escribió el equipo en su informe mpublicado en el servidor de preprints MedRxiv, que comparte estudios que no han sido revisado por pares.

Los investigadores encontraron pacientes transfundidos con plasma convaleciente que exhiben una tasa de mortalidad más baja. Alrededor del 13% de los pacientes que recibieron plasma murieron, en comparación con el 25% de los que no recibieron las transfusiones. La cifra representa una reducción del 57% en la mortalidad.

Quienes pueden donar

Aquellas personas confirmadas de haber cursado la enfermedad y que, luego de no menos de 14 días de alta médica, cuentan con dos pruebas negativas para Covid-19 realizadas con al menos un intervalo de 24 horas con toma de muestra nasofaríngea. Además, no deben contar con transfusiones previas ni antecedentes gestacionales o abortos. Por último, deben cumplir con todos los requisitos exigidos para un donante de sangre habitual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario