Boudou negó haber adulterado documentos de su auto y le apuntó a los gestores

Política

El exvicepresidente de la Nación Amado Boudou negó haber hecho insertar información falsa en la documentación de un vehículo, aseguró que tanto él como su expareja Agustina Seguín son "totalmente ajenos" a esa maniobra y que "así lo demuestran todas las pericias caligráficas", al ser indagado en la primera audiencia del juicio oral y público que se le sigue por "falsedad ideológica".

Boudou descargó tácitamente en gestorías del automotor la responsabilidad por los papeles falsos de un coche cupé Honda CRX modelo 1992 de su propiedad y aseguró que después de esa experiencia "no" usó más gestores.

"Ni yo ni mi entonces pareja, Agustina Seguín, insertamos o hicimos insertar datos falsos en ningún documento público", declaró en indagatoria el ex número dos de la ex presidenta Cristina Fernández y agregó: "no teníamos motivos para hacerlo porque teníamos toda la documentación".

Además, aseguró que "en 2001" le entregó "todos los papeles" del coche en cuestión al gestor Ricardo Gómez Coll para que realizara la transferencia y la denuncia de cambio de motor, pero este falleció y "hubo una continuidad del trámite por parte de (Andrés Alberto) Soto", también gestor.

Además de Boudou, acusado del delito de "falsedad ideológica", serán juzgados Andrés Alberto Soto, Rodolfo Basimiani, María Graciela Taboada de Piñero y Agustina Seguín.

Los tres primeros están acusados de ser coautores del delito, mientras que los dos restantes están sindicados como partícipes necesarios, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).

La primera audiencia del juicio se realiza ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de la Capital, integrado por los jueces Gabriel Eduardo Vega, José Antonio Michilini y Adrián Grünberg.

La acusación estará a cargo de la fiscal Stella Maris Scandura y se trata del primer juicio que afrontará Boudou, quien además es investigado en otras causas judiciales.

El exvicepresidente está acusado junto a su expareja Agustina Seguín -ambos como partícipes necesarios- y los gestores Andrés Soto y Rodolfo Basimiani a quienes Boudou responsabilizó por las irregularidades en la documentación, así como la encargada del registro automotor número 2 María Graciela Taboada de Piñero, donde se realizó el trámite.

La acusación contra Boudou es por haber insertado datos falsos en la transferencia de su vehículo marca Honda CRX, el cual compró en 1993.

El exfuncionario adquirió esa cupé de color rojo y le cambió el motor dos años después, lo que nunca fue registrado, y tuvo el auto durante diez años sin hacer la transferencia a su nombre, que finalmente se realizó con documentación falsa.

En los papeles presentados hay firmas apócrifas y se declara un supuesto domicilio del exministro de Economía que en realidad no existe, acreditado con la fotocopia de una página falsa de su documento nacional de identidad.

En un hecho inédito en la historia argentina, el juez federal Claudio Bonadio había resuelto enviar a juicio a Boudou por este caso en diciembre de 2014, cuando aún se encontraba en funciones y pocos minutos después de que la Cámara Federal rechazara un planteo de nulidad de la defensa del entonces titular del Senado.

El exvicepresidente también está procesado por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública por la compra venta de la ex Ciccone Calcográfica.

También es investigado por presunto enriquecimiento ilícito y por presuntas dádivas, al haber hecho viajes en helicóptero y avión de manera gratuita en el marco de su campaña para elecciones presidenciales de 2011.

Además se le sigue otra causa por la compra presuntamente irregular de 19 vehículos para el Ministerio de Economía, cuando se desempeñaba al frente de esa cartera.

Dejá tu comentario